Salir a comer: El sabor del norte reside en el barrio del Porvenir

  • Calle Colombia, 7. Esquina con Progreso. Abre todos los días de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30 (cierra domingos por la noche). Más información en la página www.restauranteezcaray.com y en su perfil de Facebook. Reservas en el teléfono 954 232 871

En su mapa genético se mezclan la sangre vasca de su padre, el carácter zaragozano de su madre y el sabor de La Rioja y Navarra heredado de sus abuelos. Luis Benito, que es sevillano, ha sabido condensar toda esa herencia para dar continuidad al proyecto que iniciaron sus padres en 1989 cuando el restaurante Ezcaray abría sus puertas en Triana. Hace tres años, con él ya al frente, dio el salto hasta el barrio del Porvenir, donde una casa-palacio perteneciente a la Exposición Iberoamericana de 1929 alberga ahora el restaurante, para el que ha conservado el nombre del pueblo de una de sus abuelas.

Tras formarse en la Escuela de Cocina de Luis Irízar, en San Sebastián, y trabajar con afamados profesionales como el francés Dominique Lefevre, Luis Benito firma ahora toda la carta de Ezcaray, bien nutrida de platos tradicionales de Navarra, La Rioja, y el País Vasco. Entre sus especialidades, la carne de buey, bacalao o vieiras. Además, su pasión por aprovechar los mejores productos para ganar el máximo sabor en sus platos le lleva también a cambiar la carta constantemente para incorporar los productos de temporada. Un ejemplo son los más de 25 tipos diferentes de setas silvestres con las que cuenta en su cocina o el par de platos que, como mínimo, suma cada día a su carta.

En cuanto a los vinos, "sólo lo mejor", asegura Benito, que cuenta en su bodega con un centenar de referencias en caldos dignos de servir como acompañante a sus propuestas gastronómicas.

Fuera de la cocina, la exquisita decoración del local es el otro punto fuerte de Ezcaray, que cuenta con cinco zonas de reservado que permiten acoger reuniones desde cuatro o cinco comensales hasta eventos y presentaciones. Para las reuniones familiares o una cena tranquila, nada mejor que su terraza privada, acomodada tanto para el verano como para el invierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios