Sonidos de saxofón a ritmo de jazz actual

  • 'Por allí viene Costi' es el segundo trabajo musical del saxofonista jazzístico Leandro Perpiñán, con la colaboración de KadelMusic

Leandro Perpiñán comenzó carrera musical en el mundo de la música clásica. "Desde que era adolescente sentí una gran atracción por el jazz. Compraba muchos discos por correo en Discoplay y asistía a los conciertos de Ramon Cardo, Perico Sambeat y Jesús Santandreu -grandes saxofonistas de jazz valencianos- siempre que podía", recuerda.

Tras obtener su plaza de profesor de saxofón clásico en Sevilla, decidió ampliar sus conocimientos estudiando jazz. Diez años más tarde, tras graduarse en la Berklee, decidió grabar su primer disco: Leandro Perpiñán Quartet. Cuatro años después, cuenta, "llega mi segundo trabajo titulado Por allí viene Costi, grabado en Sevilla a principios de este mismo año, junto a algunos de los mejores músicos del Jazz español: Arturo Serra al vibráfono, Juan Galiardo al piano, José López al contrabajo y Jo Krause a la batería".

Este trabajo cuenta con KadelMusic como colaborador en la producción del disco, además de ser promotor del Leandro Perpiñán Jazztet y representante de la Andalucía Big Band, de la cual es coordinador y director.

Según Perpiñán, "mi música es jazz actual, lo que los americanos llaman mainstream o straight ahead jazz. Es decir, jazz moderno, pero muy arraigado en la tradición del be-bop y del hard-bop". Su último disco, Por allí viene Cost', consta de siete composiciones originales, muchas de las cuales son contrafacts, melodías originales compuestas sobre progresiones armónicas de composiciones previas. "Es una técnica muy utilizada en el jazz por Charlie Parker, Lennie Tristano o Jerry Bergonzi", explica.

Para el saxofonista, su intención es que todo el que escuche este trabajo "se encuentre con una hora de buena música. Temas muy melódicos, donde predomina la personalidad de los solistas y sus improvisaciones. También encontrarán variedad de paisajes musicales: un shuffle, un boogaloo, un blues menor, una balada, un swing rápido, una bossa, etc". La sonoridad de la grabación también es muy peculiar. "Grabamos todos los músicos en la misma sala, en vivo, todo en acústico, ni siquiera utilizamos cascos. Esto es muy inusual hoy en día. El oyente percibirá un sonido muy cálido, como si hubiera estado presente en la grabación".

Leandro Perpiñán pretende poder presentar el disco en directo tantas veces como sea posible, puesto que es "la única forma de continuar creciendo musicalmente. Subir al escenario junto a unos músicos de tanto nivel es la motivación ideal para huir de mi zona de confort y seguir aprendiendo cosas nuevas cada día", asegura el saxofonista.

Sus inicios en la música fueron en el mundo de las bandas. "Yo soy de Valencia y allí hay mucha afición a este tipo de agrupaciones musicales. "Mis primos mayores tocaban en la banda del pueblo, y mis padres me apuntaron a mí y, luego, a mis hermanos", recuerda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios