Sueños que se cumplen

  • José María Ruiz, ganador de 'La Voz', acaba de presentar un libro en el que desvela todos sus secretos

Sólo tiene 14 años pero habla como si fuera un adulto. José María Ruiz, ganador de la segunda edición de La Voz Kids, tiene una madurez impropia de un adolescente. Cumplir su sueño le ha hecho crecer a marchas forzadas, pero para él ha merecido la pena. Con dos discos a sus espaldas, Y ahora y No te pido más, el joven acaba de publicar su primer libro, Si no lo soñé (Montena), donde revela algunos de sus secretos más íntimos.

Escrito en primera persona, lo que permite a sus seguidores empatizar con él, Si no lo soñé es una especie de diario en el que José María habla de sus aficiones, su familia, los amigos, la música e incluso los fans. "Todo el mundo me conoce porque me han visto en el programa, pero quería que mis fans supieran un poco más de mí", afirma el cantante, que se ha desnudado con este libro pero asegura "guardar todavía un par de secretos". A través de fotografías y notas, José María traza un mapa para que sus lectores vayan más allá del José María nervioso y sentimental para conocer su faceta más tímida y sensible. El cantante abre las puertas a sus pensamientos más íntimos, a sus secretos y a las experiencias más locas que ha vivido desde que ganara La Voz Kids y la vida le cambiara para siempre.

"Soy el mismo chaval de siempre pero la vida me ha cambiado drásticamente", afirma cuando se le pregunta por el impacto de la fama. Natural de la Puebla del Río, el joven ha visto cómo su popularidad lo ha llevado a que resulte prácticamente imposible que no lo paren por la calle. "Siempre suelen pedirme fotos y yo estoy encantado, porque mis seguidores son mi vida, pero ahora hay muchas cosas que no puedo hacer como antes", señala José María. En plena adolescencia, el cantante se ha visto obligado a privarse de algunas cosas propias de su edad, pero no le pesa. "Lo malo de la fama es que tienes que renunciar a algunos aspectos de tu vida. Lo que llevo peor es no poder pasar todo el tiempo que quiero con mi familia y mis amigos", comenta el artista.

Aunque de los puntos negativos que la popularidad lleva consigo, el que fuera discípulo de Manuel Carrasco está muy contento de haber llegado tan lejos, a pesar de su corta edad. Propio de sus años y de la ilusión del que comienza, Ruiz sueña con llenar estadios de fútbol, como hacen sus ídolos. Mientras, mantiene los pies en la tierra gracias a los consejos de su familia. "La gente te dice muchas cosas por la calle, te apoyan y te aconsejan, pero yo sólo me quedo con lo que me dice mi familia, que es la que de verdad me conoce y la que sabe lo que es bueno o malo para mí", afirma convencido.

Con un amplio séquito de seguidores -que hacen cola para que les firme discos o el nuevo libro-, José María Ruiz lleva desde los 3 años luchando por vivir su sueño. Con toda la vida por delante y unos giros de voz que le valieron ser ganador de La Voz Kids, continúa en el camino de los anhelos más grandes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios