Tapas caseras entre ritmos 'rocanroleros'

  • l Calle Feria, 96. Esquina con calle Peris Mancheta. Abierto de 12:00 a 1:00

Comentarios 1

taberna la estraza

Inspirada en los ritmos del soul, blues y rock&roll y con un toque desenfadado. Una taberna de tapas de toda la vida que combina un estilo diferente y un ambiente roncarolero sin dejar de lado la buena gastronomía.

Ubicada en pleno corazón de la calle Feria y de la mano de sus tres socios (Álvaro Aspe, Miguel Díaz y Javier Viladoms), la taberna La Estraza cumplirá un año el próximo 26 de marzo.

Un bar como pocos en Sevilla, de buena cocina y a buen precio, donde Chuck Berry se convierte en carrillada. Aquí, la carta cambia según la temporada y los gustos del cocinero, y los platos se sirven en discos de vinilo: las tapas en single y las raciones en versión LP. De éstos, muy demandados son los ibéricos (con cinco tipos de queso) y los de fantasía (con lomo de caña, lomo de manteca y chicharrón de Cádiz).

En su carta destaca "de todo": los guisos caseros, el atún encebollado y las ensaladas, sin olvidar, claro, platos estrellas como las costillitas Jack's Daniels, la carrillada al Pedro Ximénez o el hojaldre de espinacas y piñones. Cuenta con una amplia selección de ibéricos de la provincia de Huelva y una carta exclusiva de montaditos que se mantienen hasta última hora.

La Estraza también destaca por sus carta de vinos, todos ellos nacionales y que próximamente incluirán sugerencias locales, y sus cervezas de importación.

Desde la comida hasta la decoración y la música, todo gira en torno al espíritu rocanrolero. Sus paredes se llenan de fotografías de grandes nombres en la música, la literatura, las artes y el cine. Algunos retratos anónimos y un pequeño altar al rey del rock, Elvis Presley. La originalidad de los baños la otorgan los recortes de prensa de los años 70 y 80.

La primera planta, que también se reserva para celebrar eventos privados, alberga cada mes una exposición. Hasta los últimos días de marzo, se puede repasar el panorama musical del último año en Sevilla de la mano de Tomás Osborne.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios