La actualidad revelada en las mejores fotografías

  • La Fundación Cajasol acoge en su patio la exposición de las instantáneas de los prestigiosos premios World Press Photo 2016

La Fundación Cajasol inauguró ayer, tras su presentación en Ámsterdam, la Exposición World Press Photo 2016. Una selección de las mejores fotografías de actualidad tomadas a lo largo del año pasado que viaja por primera vez y recorrerá tras su estancia en la capital hispalense un total de 45 países.

La Fundación Cajasol tiene el privilegio de acoger esta exposición que muestra las fotografías galardonadas con el World Press Photo 2016, el premio más prestigioso del fotoperiodismo mundial. Sevilla se convierte, de esta forma, en la primera ciudad del mundo en la que recala esta muestra tras su presentación la semana pasada en Amsterdam. Una muestra que tras su paso por un centenar de ciudades de 45 países cuenta con la previsión de que pueda ser visitada por más de tres millones y medio de personas.

La muestra fue inaugurada por la coordinadora de exposiciones de World Press Photo, Tessa Hetharia, la subdirectora adjunta de Cultura de la Fundación Cajasol, Rosa Santos, y el comisario de la muestra, Juan Carlos Sánchez de Lamadrid.

Cada año, la exposición del World Press Photo permite a los ciudadanos asomarse al mundo. Un mundo en conflicto, golpeado por la guerra y por la desesperación, como muestran muchas de las instantáneas expuestas, entre ellas la sobrecogedora imagen ganadora de este año.

La muestra que la Fundación Cajasol ha inaugurado ayuda a comprender un poco mejor toda esa complejidad, dibujada con la mirada crítica y plural de los fotoperiodistas galardonados, convertidos en testigos de excepción de una realidad que en sociedades como la nuestra lamentablemente no siempre sabemos ver.

El ganador del World Press Photo del año 2015 es la imagen de Warren Richardson (Australia), titulada Esperanza para una nueva vida, 28 de agosto, frontera de Serbia con Hungría. En ella un bebé es entregado, a través de una barrera de alambre de púas, a un refugiado sirio que ya ha logrado cruzar la frontera de Serbia con Hungría, cerca de Röszke. Hungría había endurecido su postura hacia los refugiados que intentan entrar en el país. En julio, este país comenzó la construcción de un muro de cuatro metros de altura, a lo largo de toda la longitud de la frontera con Serbia, para cerrar los pasos fronterizos fuera de las rutas oficiales. Los refugiados trataban de encontrar maneras de cruzar la valla antes que ésta se terminara de construir por completo el 14 de septiembre. Este grupo había pasado por la noche cuatro horas escondido en un huerto de manzanas esquivando a la policía de fronteras, siendo gaseados con spray de pimienta, y tratando de encontrar un camino para cruzar.

El patio de la sede de la Fundación Cajasol acoge esta imagen y otras, hasta 155 fotografías tomadas por 42 fotógrafos de 21 países diferentes, hasta el 17 mayo, en horario de 11:00 a 21:00 de lunes a sábado, y de 11:00 a 18:00 domingos y festivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios