Una cartel murillesco para la magna de Écija

  • La pintura que anuncia la procesión del próximo 11 de octubre es obra de César Ramírez

Una pintura de muchos kilates. La procesión magna de Écija, que se celebrará el próximo 11 de octubre, ya tiene su cartel anunciador. Su autor es el pintor y arquitecto sevillano César Ramírez y fue presentado el pasado sábado en la localidad astigitana. El cartel es un óleo sobre tabla de 1,60 por 1 metro, está presidido por una Inmaculada murillesca, ya que la procesión se ha organizado por cumplirse el IV centenario de la proclamación del voto concepcionista. La composición recoge las 16 imágenes que participarán en la procesión en sus laterales, además del simpecado de la Hermandad del Rocío, el manto de la Patrona, la Virgen del Valle en la parte superior.

Durante la presentación, César Ramírez explicó cuál había sido la principal referencia para su elaboración: "Ha sido el retablo cerámico de la Inmaculada que existe en el atrio de entrada de la parroquia de Santa María, que recoge en su leyenda inferior exactamente el hecho de la defensa del misterio de la concepción inmaculada de María que el cabildo de la ciudad de Écija formalizó en agosto de 1615 a petición popular".

Los tonos fríos aplicados a los rostros de las 16 imágenes (dos de gloria y 14 dolorosas) que participarán en la magna mariana contrasta con la calidez que el autor le ha otorgado a la figura de la Inmaculada que, como advirtió, "lo llena todo". César Ramírez ha elegido una representación muy desconocida: "La Inmaculada está basada en una desconocida obra de Murillo que fue adquirida en el año 2013 por el Museo de Bellas Artes de Sevilla a una colección privada. Tiene la particularidad de que es una de las pocas obras de Murillo pintada en óleo sobre una plancha octogonal de cobre de 70 centímetros de altura. Por ser la cuarta Inmaculada de este autor que posee el Bellas Artes y dada su singularidad y exclusividad me pareció la más adecuada para recordar también este cuarto centenario incluyéndolo en esta interpretación del retablo cerámico de Santa María".

La elección del manto de la Virgen del Valle, imagen que presidirá la carrera oficial el día de la magna, sustituyendo al clásico ambarino, sirve para resaltar una pieza de gran valor que permanece guardado a la espera de su restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios