Por la dignidad de los gestores de residuos

  • Presidente de Agresur Que la figura del chatarrero no sea vista como algo marginal es uno de los objetivos que persigue la recientemente creada asociación andaluza de gestores de residuos. La regulación en el sector se presenta como la clave para evitar tan deteriorada imagen

Pocos son los que al hablar del sector de gestores de residuos piensan en la minusvalorada figura del chatarrero. Con el fin de limpiar la imagen de tan digna profesión y regularla, este arquitecto técnico decidió crear Agresur, asociación andaluza de gestores de residuos industriales, materias primas secundarias y metalúrgicas que lucha por los derechos de los empresarios de este campo. "Desde hace ocho años me dedico por completo a la empresa familiar, a la chatarra. Cuando me metí en el sector comprobé que era muy hermético y que la imagen que se tiene de él se vincula con la marginalidad". Entre las tareas de Agresur está el transmitir a la sociedad los beneficios que reporta al medio ambiente este empleo: "Gracias a nuestro sector no se explotan tantos recursos naturales; no nos hacemos responsables sólo de residuos metálicos, también de peligrosos, aparatos eléctricos y electrónicos que clasificamos según el tipo de residuo". En Andalucía más de 200 empresas -la mayoría ubicadas en Sevilla, Cádiz y Huelva- y 3.000 trabajadores se dedican a esta profesión. Hasta el momento, unas 40 se han asociados a Agresur. Entre sus objetivos se encuentran el aglutinar a todos los gestores y recuperadores como única figura, el conseguir que todos los minoristas, transportes, etcétera, estén dados de alta como gestores de residuos y cumplan con las normas, a la par que reivindicar sus derechos, una cuestión que, según Barrero, "puede verse mermada con la nueva normativa de residuos y suelos contaminados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios