El espíritu paralímpico se asoma al recreo

  • Unos 500 niños participan en una jornada deportiva junto a medallistas andaluces

Cerca de 500 niños, de 9 y 10 años, de siete colegios sevillanos diferentes participaron ayer en la segunda edición del Día del Deporte Paralímpico con el fin de "acercar a los menores, el motor del cambio, a la realidad de las personas con discapacidad y enseñarles a valorar el esfuerzo y el espíritu de superación", tal como anunció el secretario general del Comité Paralímpico Español, Miguel Sagarra, al comienzo de la jornada, celebrada en las instalaciones deportivas del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla.

A lo largo de la jornada, los escolares disfrutaron de exhibiciones protagonizadas por deportistas con discapacidad y, a continuación, pudieron practicar y experimentar deportes paralímpicos como el baloncesto en silla de ruedas y la boccia, un juego similar a la petanca que practican, en su mayoría, personas con parálisis cerebral. Así, mientras los alumnos del colegio de San Francisco de Paul tiraban a portería con los ojos vendados en un campo de fútbol limitado por vallas; los escolares del Príncipe de Asturias competían por equipos en un circuito de slalom, un recorrido en zigzag entre obstáculos en silla de ruedas; y los estudiantes del colegio Ángel Ganivet practicaban el goalball, un deporte para ciegos y deficientes visuales que requiere de un gran silencio, ya que los jugadores sólo se guían por los cascabeles que se encuentran dentro del balón. El colegio Carlos V, Híspalis, Highlands y el Alemán fueron otros de los invitados.

Además de practicar estos deportes en las mismas condiciones que un atleta con discapacidad, los menores también disfrutaron de la compañía de varios campeones paralímpicos andaluces como Carmen Herrera (judo), Alfonso Cabello (ciclismo), Álvaro Valera (doble medallista de plata en tenis de mesa), Miguel Luque (plata en natación), Marta Arce y Mónica Merenciano (bronce en judo), Alfredo Cuadrado, Antonio Martín Gaitán y Marcelo Rosado (miembros del equipo de fútbol-5 para ciegos que conquistó el bronce), Diego de Paz (baloncesto en silla de ruedas), y José Manuel Rodríguez (boccia).

En las instalaciones deportivas de la ONCE también estuvo Concepción Yoldi, presidenta de la Fundación Persan, única empresa andaluza patrocinadora del Equipo Paralímpico Español: "Los niños son el futuro y es a ellos a los que hay que transmitir el espíritu olímpico a través de iniciativas de este tipo".

Al final de la jornada, los deportistas Carmen Herrera y Diego de Paz entregaron un objeto conmemorativo a Persan en agradecimiento por su apoyo como patrocinador del Plan ADO Paralímpico en los Juegos de Londres 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios