Una historia llena de intrigas sobre el papel

  • Con el fin de desmitificar que deporte y literatura no pueden estar relacionados, este director de actividades deportivas del IMD presenta hoy su primer libro. Fiel lector de novela histórica, en esta aventura historia y suspense se funden como una sola cosa.

Fue una profesora, cuando cursaba Educación Física, quien sin proponérselo le motivó a adentrarse en el mundo de las letras. "Dijo en clase que los que estudiaban Educación Física no servían para la literatura. Este comentario provocó en mí una reacción y comencé a escribir". Reto cumplido, hoy, a las 20:30, el también director de actividades deportivas en el Instituto Municipal de Deportes (IMD), presenta en el Hotel Ayre Sevilla la que es su primera novela, Cartas Inconfesas (Editorial Jirones de Azul). La intriga y la historia se funden en una obra de ficción para la que, avanza, "ya tengo en mente una posible segunda parte". Estudiante de Historia, "por placer", García Reyes toma como protagonista a Ángel Sagredo, un empleado de banca cuyas vicisitudes le llevan a dedicarse a la compraventa de antigüedades. La aparición en escena de un collar del siglo XVII y la sospecha de la existencia de unos documentos de alto valor histórico dan a la narración un giro de 180 grados. En mitad de este entramado no podían faltar "los líos de faldas". De ágil lectura, en la obra destacan los diálogos "naturales". Amante del deporte, en el libro la actividad física aparece en detalles y forma parte de la cotidianidad de su protagonista. En esta carrera de fondo que es la literatura, el escritor novel reseña que ha tenido que hacer un esfuerzo y renunciar a pasar su tiempo libre con su mujer y sus dos hijos, "pero, sin duda, ha merecido la pena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios