tendencias saludables

Un impulso a la cosmética vegana y ecológica

  • Cecilia Morales es la creadora de La Beauté de l'Âme, firma que recientemente abrió un centro especializado en cejas en Nervión Plaza

Cecilia Morales, fundadora de La Beauté de l'Âme. Cecilia Morales, fundadora de La Beauté de l'Âme.

Cecilia Morales, fundadora de La Beauté de l'Âme. / m. g.

Cosmética vegana, sin ingredientes animales, cruelty free, totalmente libre de GMO, conservantes, aceites minerales o derivados petroquímicos. Depilación con hilo de manos de sus introductores en España. Rituales absolutamente respetuosos con el medio ambiente, como la depilación con caramelo, la manicura y pedicura 8FREE y todo tipo de tratamientos tan naturales que se pueden ingerir. Es la esencia de La Beauté de l'Âme, una firma de cosmética vegana y ecológica fundada hace poco más de un año por la moguereña Cecilia Morales, un referente de este sector en auge en España, que ya posee, entre otros, un Brow Bar (espacio especializado en cejas) en el Centro Comercial Nervión Plaza.

Morales siempre fue una entusiasta del mundo de la belleza, la cosmética y el cuidado personal. Licenciada en Huelva en Administración y Dirección de Empresas (LADE), en 2008 decidió marcharse a Madrid para crecer profesionalmente. Trabajó como modelo y más tarde en una consultora de recursos humanos, pero pronto decidió emprender en el campo que verdaderamente le apasionaba. El mismo año de su desembarco en Madrid, 2008, nació Sundara, una compañía pionera en España en la depilación con hilo o threading, técnica milenaria de origen oriental que hasta ese momento no se conocía en nuestro país. Cecilia Morales pasó a ser una de las diseñadoras de cejas más conocidas.

Tras unos años de gran expansión empresarial, Morales decide abandonar Sundara y se embarca en un nuevo proyecto personal inspirado en el respeto a los seres vivos y la naturaleza. En enero de 2016 nace La Beauté de l'Âme (La Belleza del Alma), que cuenta ya con dos salones y un Brow Bar en Madrid y un Brow Bar en Sevilla.

Su compromiso con la naturaleza se materializa especialmente en su firma de alta cosmética ecológica y vegana. Gestada tras muchos años de investigación, se compone de aceites y cremas ecológicos, certificados por Bio Inspecta, y veganos. En su elaboración sólo se emplean materias primas puras de origen salvaje, lo que garantiza la poca intervención del hombre, o de origen ecológico. Son productos tan naturales que podrían definirse como cosmética alimento, ya que son comestibles. La cosmética slow de Cecilia Morales es pura y esencial, está libre de parabenos, GMO, conservantes, parafinas, aceites minerales y cualquier derivado petroquímico.

Ni siquiera se añade agua, para garantizar el contenido esencial de sus cosméticos. Estos productos están a la venta en sus salones de belleza, en su tienda on line y próximamente también en el extranjero.

Respetuosos con la piel y el mundo, otra de las ventajas de los cosméticos de Celicia Morales es que están envasados en recipientes de cristal violeta, que garantizan la mejor protección contra el proceso de envejecimiento que provoca la luz visible y permite prolongar la conservación y la eficacia del producto. Además, algunos de sus productos son elaborados por cooperativas rurales africanas en condiciones dignas e igualitarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios