En Persona · Marta Guitérrez Moreno

El quirófano como terapia de relajación

  • El sentido del humor está presente en el hacer diario de esta cirujana especialista en patologías del canal anal. "Me encanta jugar al billar, debe ser porque tengo buen pulso..." Reconoce que a muchos 'colegas' de la profesión no les atrae este campo que a ella le entusiasma

Comentarios 5

La suya, afirma, es una especialidad que no tiene demasiados adeptos dentro de la medicina, pero es tan necesaria como cualquier otra. "El canal anal, reconozco, no le gusta a casi nadie, pero quien se adentra en su mundo se da cuenta de que hay más patologías en ese trocito tan pequeño del tubo digestivo (6 centímetros) que en otras regiones más extensas". Formada en Cirugía General y del Aparato Digestivo, por pura vocación, la proctología y las patologías del suelo pélvico son su especialidad. En estos momentos, y tras formarse en Londres en fístulas perianales complejas y en Amsterdam en laparoscopia para la cirugía de cáncer, lleva dos consultas privadas y es coordinadora de la Unidad de Proctología y Patología del Suelo Pélvico del Hospital de San Agustín y, desde este mes, del Centro Médico San Ignacio. Con 30 años, la doctora Marta Gutiérrez parece tenerlo claro: "Me encanta mi trabajo, es lo que me relaja, me hace olvidarme de todo... Cuando estoy trabajando siempre estoy de buen humor". Con el mismo interés que atiende a sus pacientes continúa con su formación. Además de cursos, congresos y publicaciones, este año defiende su tesis doctoral vinculada con el cáncer colorrectal y está realizando el prestigioso Máster de Senología Patología Mamaria en Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios