nuevas tecnologías

La tranquilidad en la segunda residencia

  • Los avances en seguridad apuestan por la digitalización de los hogares para controlar de forma remota que no hay ninguna incidencia

Desde el móvil es posible controlar lo que pasa en la vivienda, aunque esté lejos. Desde el móvil es posible controlar lo que pasa en la vivienda, aunque esté lejos.

Desde el móvil es posible controlar lo que pasa en la vivienda, aunque esté lejos. / d. s.

Por muy tranquilo que sea el lugar de vacaciones, ya sea un apartamento en la playa o una casa en la montaña, tener una propiedad a distancia siempre provoca cierto temor por saber si durante el periodo en que esta segunda vivienda permanece desocupada estará todo en orden y sin riesgo de sufrir ninguna adversidad. Robos, inundaciones, escapes de gas, luces encendidas por descuido, etc. pueden ocurrir en cualquier momento y, en la lejanía es muy difícil reaccionar.

Ante estos problemnas, los avances del sector de la seguridad apuntan hacia la digitalización de los hogares como el futuro para controlar de forma remota y desde un simple smartphone toda una vivienda. Una de estas aplicaciones está desarrollada por la empresa Loxone, y con ella aseguran que se puede detectar desde la rotura de un cristal, una fuga de gas o la apertura de una puerta al exterior hasta regar las plantas y cortar el riego cuando llueva.

Esta solución recibe el nombre de Smart Home (hogar inteligente) y cuenta con varias ventajas a la hora de controlar la seguridad del hogar.

Uno de los puntos más importantes es que permite saber si alguien está intentando entrar en casa. De hecho, es capaz de detectar la apertura de salidas al exterior, rotura de cristales, presencia inesperada en el interior o en el jardín. Para lograrlo se utilizan una serie de dispositivos como contactos de ventana o sensores de presencia que, a través de la aplicación, informan al propietario si alguno detecta movimiento inesperado.Estas alarmas técnicas permiten saber si existe alguna fuga, si se ha roto algún componente del circuito de calefacción y detectarlo a tiempo para poder actuar.

Pero además de evitar la entrada de ningún amigo de lo ajeno, el inevitable despiste que deja la luz encendida o el gas abierto también se puede controlar. Además, si la casa tiene jardín, la integración del sistema de riego permite que el césped y las plantas puedan estar en perfectas condiciones incluso sin estar en esta residencia de forma presente. Regar periódicamente el césped, pero desactivándolo si hay lluvia permite que el gasto sea óptimo para tener buenos resultados sin que lo note el presupuesto familiar.

Las piscinas son otra de las preocupaciones. Las válvulas para piscinas también permite automatizar algunos procesos y enviar la información relevante al respecto: control del nivel del agua, control de la cubierta, control de temperatura (especialmente para piscinas climatizadas) o el control del nivel de pH para saber exactamente la proporción de químicos que necesita.

Este control puede, incluso, hacer que la llegada a la segunda residencia sea aún más agradable al poder regular la calefacción o el aire acondicionado. A esto se suma el control de la iluminación mediante escenas, la temperatura perfecta en cada momento, la seguridad de que todo está cerrado cuando nos vamos y la automatización de algunos de los procesos de mantenimiento del jardín nos aporta tranquilidad y bienestar durante fines de semana o vacaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios