TELEVISIÓN

Maestros de la Costura se prepara para la final con “rivalidad y emoción”

  • Maestros de la Costura expulsó a Eduardo, después lo rescató y ha resultado ser el primer finalista de Maestros de la Costura, en un programa que despidió a Mahi, y que se prepara ya para la final

Maestros de la Costura. EFE. Maestros de la Costura. EFE.

Maestros de la Costura. EFE.

Maestros de la Costura se acerca al final y las pruebas se complican, los aprendices viven con ansiedad sus últimas horas en el programa en el que ya solo quedan dos palabras, tal y como apuntó Raquel Sanchez Silva, enfundada en un maravilloso vestido de Jorge Acuña, “rivalidad y emoción”.

Maestros de la Costura

“Estoy entrando al taller y vengo con muchas ganas”, dijo Luisa antes de encarar la primera prueba de la semifinal, que comenzó con unos versos de Caprile de “El Caballero de Olmedo”, y reconociedo que aunque “soy un cascarrabias, también soy cariñoso”, en alusión al abrazo que le dió la semana pasada a Eduardo por su buen trabajo.

Durante la primera prueba, Lorenzo Caprile les enseñó una de sus pasiones: el trabajo del figurinista para confeccionar con una maquina de coser antigua un vestido de dama o una camisa con pantalón de caballero, con capas forradas y con piel cosida alrededor, para una obra de teatro.

“A mi estás cosas vintage no me gustan”,  comentó Mahi en relación a la máquina de coser, envuelta en su habitual desorden de telas, sobre el que Palomo le hizo hincapié “o te concentras o lo veo muy negro”.

Charo Izquierdo, la directora de Mercedes Benz Fashion Week Madrid visitó a los aprendices y aunque contentos, algunos como Alicia recuerdan la primera vez que la vieron con cierta acritud: “Me dijo que no, como modelo, porque no daba la talla, pero quién sabe a lo mejor como diseñadora sí voy a la pasarela”, manifestó una sonriente Alicia.

La moda pide diferenciación

“La moda pide diferenciación y creaciones que lleguen a mucho público”, comentó Izquierdo. “Tengo obsesión por internacionalizar la moda española, pero también hay que nacionalizarla, nuestras tiendas se tienen que volcar con la moda española”, añadió.

Antes de irse, la directora de MBFWM visitó la mesa de Eduardo para decirle: “Te veo en el EGO ¡esmérate!”. EGO la plataforma para jóvenes diseñadores con la que sueña el aprendiz. “Ójala pudiera, tengo a mis padres muy sangraos”, mencionó en alusión al dinero que aportan para que desarrolle su sueño dentro del mundo del diseño de costura.

Alicia tuvo el percance de la noche al atravesarse con la aguja de la máquina de coser un dedo a través de una uña, pero resolvió muy bien la prueba, según los jueces.

Mahi reconoció, al terminar su tiempo para confeccionar, que se iría “un mes entero al muro de las lamentaciones”, pues no logró terminar su trabajo y la decepción se reflejaba en su rostro.

Por contra, Eduardo vio cómo los jueces no eran tan duros como otras veces con su trabajo. “Los astros se han girado a mi favor, he visto las orejas al lobo, porque ya me echaron y he vuelto con energías renovadas”.

En la prueba por equipos, los aprendices se trasladaron al taller de El Ganso, marca española fundada en 2004 por Álvaro y Clemente Cebrián, que hoy cuenta con más de 200 puntos de ventas en 10 países.

Además, esta firma se encarga de vestir a la selección nacional de hockey en sus desplazamientos y actos oficiales para los que los aprendices confeccionaron varias camisetas, pero solo uno se libró de la expulsión.

De la charla al silencio

Una prueba por equipos en la que el de Antonio y Alicia no parecía muy unidos. “Estabanos trabajando individualmente y no acabamos de ser un equipo”, dijo Alicia.

Sin embargo, Eduardo se llevaba los elogios de sus compañeros y del jurado por su actitud. “Antes de empezar le dije a Eduardo: Por favor, concentración. Y hoy lo estoy viendo muy bien”, comentó Luisa sobre su compañero.

Con su habitual gracejo Mahi estaba deseando hacer “una trastada” al otro equipo, el de Antonio y Alicia, que disponían de 15 minutos más, “los más largos de la historia”, por tener un un componente menos.

“Si tuviera que elegir entre los 15 minutos extra y las manos de Mahi me quedaba con ella sin lugar a dudas”, añadió Antonio en favor de su compañera que apuntalaba el otro equipo.

Solo uno de los cinco podía ser el ganador de la prueba, que le lanzaba directo a la final de Maestros de la Costura y ese fue Eduardo que no parecía creer su suerte.

Con la guerra que he dado… Estoy con un subidón, pletórico”, gritaba el concursante.

Caprile advertía de que primera vez le habían visto “trabajar de verdad. Has dirigido muy bien, has ejercio de jefe de taller y reaccionar a los errores. Hoy has brillado con luz propia”, le felicitaba. Y continuaba “ni te has quejado ni te has protestado, ni le has echado la culpa ni a la máquina de coser ni a una mosca que pasaba”.

Mientras los tres miembros del jurado señalaban que a Luisa la presión le estaba “trastocando” y a Mahi le reprochaban no encontrar su sitio cuando trabaja en equipo.

Antonio y Alicia se fueron a la prueba de expulsión porque no se habían comunicado durante una prueba que era de equipo.

Maya Hansen y sus corsés

De vuelta al taller, Maya Hansen y sus sugerentes creaciones de alta corsetería, que han lucido Lady Gaga y Kylie Jenner, les mostró cómo hacer un corsé.

“Conozco ingenieros de caminos que han estudio menos para hacer puentes”, dijo Mahi al ver una muestra del corsé.

Un corsé es como unos buenos tacones, es una experiencia, te cambia la actitud”, comentó la diseñadora, que se sentía orgullosa de haber vestido recientemente a la modelo Cindy Crawford.

Como dice el de la Lotería: “Qué la suerte te acompañe”, sentenció Antonio antes de mostrar su corsé.

Pero el veredicto final del jurado a quien expulsó es a la espontánea y dicharachera Mahi. “He llegado a la semifinal con cuatro bicharracos que cosen muy bien. No pienso en lo que he perdido sino en hasta donde he llegado y lo que he ganado”, comentó de manera positiva.

Mahi dice adiós al programa

El jurado supo dedicarle los mejores comentarios. María Escoté dijo de ella que desprende “luz y color y nos da mucha pena que no puedas estar en la final”.

Caprile señaló que había que expulsar a uno de los aprendices y la decisión se había tomado por pequeñísimos detalles. “Ha sido muy dificil tomarla”, apuntó, mientras que Palomo manifestaba que podía “estar muy orgullosa y tu padre también”.

“Fuera hago cosas mucho mejores que las que he presentado en el progama, en el que no esperaba ni entrar. Me lo he pasado muy bien y muy mal”, decía, y argumentaba que le gustaría que “ganara Antonio porque lo ha sufrido mucho”.

Con lágrimas corriendole por las mejillas, Antonio, que ha superado ocho pruebas de explusión, añadía: “Me ha costado, pero lo he conseguido”, en referencia a que es uno de los cuatro finalistas.

Eduardo, aún si creer que está en la final, comentó: “Me fui rebelde y he vuelto como Teresa de Calcuta”.

El próximo lunes, Alicia, Luisa, Antonio y Eduardo se lo jugarán todo en la final para conseguir ser el primer “Maestro de la Costura”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios