La zapatería Nicolás de La Campana echa el cierre

Adiós a la zapatería Nicolás de La Campana

Foto: Antonio Pizarro Foto: Antonio Pizarro

Foto: Antonio Pizarro

La tienda Nicolás de la plaza de la Campana ha cerrado sus puertas. Los propietarios de la popular firma de zapaterías sevillana han cerrado recientemente la venta del histórico edificio situado en el número 2 de la calle O'Donnell, en plena esquina con la Campana. En la fachada del local comercial, uno de los más apetecibles de la ciudad, ya luce un cartel anunciando que se ha cerrado una operación para que un nuevo comercio tome el relevo dejado por Nicolás. Una franquicia de Dunkin Donuts abrirá sus puertas en este local.

El inmueble vendido pertenece al Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla en su sector 8.3 El Duque-El Salvador, y es de uso residencial unifamiliar, con planta baja comercia. Construido en el primer tercio del siglo XX, siguiendo un estilo ecléctico, no consta de mucha superficie pero se encuentra situado en el principal eje comercial de la ciudad, que va desde la propia plaza de la Campana, con la cercanía de El Corte Inglés en la plaza del Duque, a la Plaza Nueva. El inmueble dispone de fachadas, además de la Campana, a la calle O'Donnell y a la calle San Eloy.

Pese a la venta de este edificio y la pérdida de la tienda, la firma Nicolás, una de las más prestigiosas del sector, sigue contando con un número importante de establecimientos en Sevilla, sobre todo en el centro, como los de Tetuán, Sierpes, Sagasta, la Avenida de la Constitución o Cerrajería.

En este edificio que ahora abandona un comercio tradicional estuvo en su día el Bar Flor, uno de los más populares de la ciudad. En el número 2 de O'Donnell también estuvo, entre finales del XIX y principios del XX, el Nuevo Casino, que era conocido como La Fiambrera. Tras el cierre de Nicolás, la plaza de la Campana continúa perdiendo comercios históricos. Hace unos meses cerró también la otra zapatería de la zona, la de Pilar Burgos, en la esquina con Sierpes.

Artículo publicado por Juan Parejo en Diario de Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios