Algunos looks para acudir a la feria dejando el traje regional en casa

Alternativas para no vestirse de flamenca

Look propuesto por Trajano 11 de blusa y falda de tubo Look propuesto por Trajano 11 de blusa y falda de tubo

Look propuesto por Trajano 11 de blusa y falda de tubo

Ir a la Feria no es sinónimo de vestir de flamenca. El calor, la incomodidad del traje o el poder lucir un estilismo que no se lleva en el día a día, invita a muchas mujeres a prescindir de los volantes y decantarse por una indumentaria de calle. Aunque a veces eso sea una ardua tarea. No saber qué ponerse para ir al real agobia a muchas mujeres, que saben que deben arreglarse pero no dan con el modelo. Trajano 11 propone tres maneras de ir a la Feria sin perder un ápice de feminidad y glamour.

Un acierto seguro es combinar una falda de tubo con una camisa. Desde la marca proponen el top y la falda Magnolia, de la colección primavera-verano de la firma Heloise (disponible en tienda). En punto de seda, las tonalidades disponibles, en el caso del top, son buganvilla, verde agua y nude; en el caso de la falda, buganvilla, niágara y nude. Aunque la propuesta más acertada, sobre todo para las que vayan desde temprano al real, es una falda en buganvilla con camisa nude. Además de ser dos tonalidades muy de moda, aportan frescura a un estilismo muy primaveral. Los frunces en el top y la falda consiguen una imagen juvenil. El calzado con el que complementar el look puede ser un zapato de salón en color maquillaje, una sandalia o un tacón que combine tonos como el buganvilla, el verde agua y el morado. Fundamental, llevar una cartera, preferiblemente con estampado floral, para romper así con la monocromía.

Las mujeres que vayan desde por la mañana pueden optar por una falda de tubo y un top.

El pantalón 'palazzo' es un perfecto aliado para la noche.

La comodidad es clave para ir a la Feria. Pero lo confortable no es sinónimo de informal. Fresco, cómodo y muy favorecedor, el vestido es un must en cualquier jornada de Feria que se precie. Los colores lisos ofrecen muchas más posibilidades a la hora de complementarlo, por eso desde Trajano 11 proponen el vestido Alcázar, de manga larga y de la colección primavera-verano de Heloise. En verde agua, aunque disponible en nude y en buganvilla, este vestido rompe su monocromía con unas hombreras en las que se aprecia un motivo dorado en forma de hoja. En punto de seda, el vestido también está disponible con mangas a la sisa (para las que no quieran pasar calor) y en largo (una opción para una boda o una cena de gala). Como en el estilismo anterior, el zapato de salón en tonos nude es la mejor opción, la cartera, en contraste con la sencillez de un traje liso, mejor de flores o de colores fuertes.

La que es feriante lo sabe, si se va al real por la mañana, no se vuelve a casa hasta muy pasada la media noche. Por eso, hablar de estilismos para ir a la Feria cuando todavía alumbra el Lorenzo o cuando ya está encendido el alumbrado no tiene sentido. Por eso, a veces hay que decantarse por un look que valga para cualquier momento del día. El mejor amigo de la mujer de un tiempo a esta parte, el pantalón palazzo es lo que proponen desde Trajano 11. Habitualmente en tonos lisos, esta vez apuestan por un estampado floreado que se combina con un cuerpo en tonos nude, aunque el negro también le va bien. En tienda disponen de modelos lisos del pantalón y del top Venus en color hueso y en oro. En este estilismo no es tan importante el zapato, aunque siempre debe ser de tacón. Se puede jugar con una sandalia negra. En el caso de la cartera, con este estilismo se puede optar por el bolso de cadena en negro. Si el pantalón es el punto fuerte, no hay que restarle protagonismo con el bolso y demás complementos.

Pilar Larrondo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios