La reina de la moda

Anna la única

Anna Dello Russo. Vincenzo Lombardo. Anna Dello Russo.   Vincenzo Lombardo.

Anna Dello Russo. Vincenzo Lombardo.

Discreción, mesura y simplicidad no son las palabras adecuadas para ella. Ostentación y exceso sí encajan con esta mujer-espectáculo del mundo de la moda. Es, como la definió la revista Smoda, la "antítesis perfecta a un fondo de armario políticamente correcto".

Ella es Anna dello Russo , la editora y consultora de la versión nipona de la publicación Vogue, hoy una de las caras más conocidas del panorama fashion por obra y gracia de los blogs de street style, además de la veneración que le profesan algunos de los más importantes, como son The Sartorialist o Jack&Jil.

Anna se define como una "fanática de la moda", campo por el que siente pasión desde que era una niña. Para ella, la moda es una auténtica filosofía de vida que hay que vivir cada minuto con una pasión a la que se entrega con "devoción religiosa".

Esa inquietud la llevó de su ciudad natal, Bari, hasta Milán, tras haber estudiado Historia del Arte y Filología, para dedicarse por completo a la moda en la Domus Academy. Carreras que ya dejaban entrever su sensibilidad artística y su pasión por la cultura en todas sus vertientes.

Para Dello Russo , la moda es semiótica, un modo de expresión cultural que tiene su propio lenguaje y que te permite observar la evolución de la sociedad. Algo que se cumple en ella misma, pues el estilo de Anna está fuertemente marcado por la época en la que se introdujo en el mundo de la moda: los ochenta, en plena fiebre de la logomanía, década de excesos, que se hacen patente en ella que define su propia imagen como "excesiva, inesperada y terapéutica".

Tras finalizar sus estudios, la suerte le sonrió en forma de mujer: Franca Sozzani (editora de moda de Vogue Italia) la instruyó dándole un bagaje impagable. Pasó a su lado dieciocho años, doce en Vogue y seis en Vogue Uomo, donde aprendió que la música, el arte, el cine y la fotografía están íntimamente ligados con la moda y que una sesión fotográfica es un puzzle gigantesco en el que todas las piezas tienen que encajar para crear una obra visual coherente.

Enseñanza que lleva incluso a su día a día, ya que para seleccionar sus looks sigue los mismos parámetros con los que viste a una modelo en una sesión de fotos.

Dio el salto a Japón cuando la edición nipona de la revista que la vio crecer y madurar profesionalmente quiso tenerla en sus filas. Y Dello Russo aceptó el reto de enfrentarse a una moda tan distinta a la italiana llevándose su sello en su actitud colorista y barroca.

Lo que está claro es que Anna no es una editora de moda al uso. Lejos de mantenerse en un segundo plano, tiene un blog, su propio perfume, ha desfilado en la Semana de la Moda de París para Emanuel Ungaro y ha creado una colección de complementos para H&M.

Dello Russo es la editora de la revista 'Vogue' Japón y una auténtica fanática de la moda jack & jill

MARÍA JOSÉ PÉREZ

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios