Complementos de flamenca

Artepeinas: Obras de arte para lucir en la Feria

Artepeinas: Obras de arte para lucir en la Feria Artepeinas: Obras de arte para lucir en la Feria

Artepeinas: Obras de arte para lucir en la Feria

De un tiempo a esta parte las mujeres a la hora de vestirse de flamenca han sabido darle a los complementos el lugar que les corresponden. Ya no se conforman con colocar una flor sobre su cabeza y salir del paso, ahora quieren ser la sensación del real. Pero no siempre es tarea fácil. Algunas casas de accesorios intentan innovar pero no consiguen dar con la tecla. Salvo que seas Antonio Pérez y tu firma sea Arte Peinas.

En pleno barrio de la Macarena se encuentra el taller de este artesano de moda flamenca. Allí, el impulsor por antonomasia de la peina como complemento realiza sus creaciones y recibe a sus clientas, que se sienten como en su casa. Y no es una manera de hablar. El lugar en el que Antonio Pérez crea sus pequeñas obras de arte es también su propio domicilio, por eso, al entrar por la puerta, las clientas respiran hogar y se sienten en perfecta armonía. El trato cercano que su propietario les ofrece también es un punto a su favor. Pero, además del trato y las sensaciones, lo realmente importante son las elaboraciones que realiza.

Antonio Pérez es una persona observadora. Camina por la calle y, de repente, algo le dice que debe convertirse en una peina. Se queda con esa imagen y luego le da forma hasta que llega el proceso de barnización y encolado. Para ello utiliza unos productos de calidad que se caracterizan por no amarillear, algo muy típico en los barnices. En cuanto a la temática de sus peinas (también tiene peinecillos y pendientes) fundamentalmente destacan cuatro: la cerámica, los motivos otomanos, las flores y la cartelería sevillana. Aunque también se dejan ver entre sus complementos la temática goyesca, los cristales y alguna reminiscencia de sacerdotisa egipcia. Además de lo original de los diseños, lo fundamental en estos complementos es que no pesan absolutamente nada, algo que sus clientas le agradecen enormemente.

Después de seis años con Arte Peinas, Antonio Pérez asegura "no seguir tendencia alguna". Enemigo de lo establecido, él crea lo que más le gusta y, sobre todo, lo que más siente. En todo ese tiempo dedicado al mundo de los accesorios, además, ha desarrollado un ojo clínico en materia flamenca. Por eso, las mujeres que llegan a su taller se dejan aconsejar y escuchan las explicaciones que realiza sobre las peinas. Este artesano asesora a sus clientas sobre el tipo de peinas que deben llevar en función de la etapa en la que se encuentren. Según su criterio, aconseja a las más jovencitas usar peinecillos y pendientes más moderados, a las treintañeras emplear una peineta de tamaño medio y a partir de los 40 colocarse una gran peineta para decir "aquí estoy yo". Tan bien asesora y tanto conoce el mundillo, que alguna clienta ha recurrido a él para que le confeccionara una peina para vestirse de mantilla. Siempre con su sello particular, también realiza peinas para esos momentos si se encargan previamente.

En materia de flores también es todo un experto, aunque las que vende en su tienda son de su amiga Charo Padilla, quien también las realiza de forma completamente artesanal. Entre los diseños se encuentran los ramilletes y las pequeñas coronas, ya que este artesano considera que "las flores de gran tamaño se han quedado obsoletas y que, aunque su lugar de colocación por tradición es arriba de la cabeza, algo escoradas quedan mejor".

Lo bueno de estos complementos es que son perfectamente reutilizables en cualquier evento, ya sea una boda o una cena más elegante. Y claro, de tan versátiles y originales que resultan es normal que sus accesorios hayan desfilado en Simof y en We Love Flamenco e incluso salgan de la capital para pisar otras pasarelas.

C/ Parras, 4b. Cita previa en el 647 791 479

Artículo publicado por Pilar Larrondo por los diarios del Grupo Joly

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios