Arujo ofrece complementos de flamenca a un precio accesible

Arujo, moda flamenca con originalidad

Arujo, moda flamenca con originalidad Arujo, moda flamenca con originalidad

Arujo, moda flamenca con originalidad

Araujo, conocido en toda Sevilla por llevar más de 40 años dedicados al mundo del grabado, este espacio de la calle Cuna no deja de sorprender.

Dispuestos a apostar siempre por lo más novedoso sin dejar atrás las tradiciones hispalenses este negocio familiar lleva varias temporadas dedicándose a la comercialización, completamente artesanal, de complementos de flamenca.

La novedad en ellos es que su precio estándar está en 15 euros. A pesar de su precio asequible, hay otros aspectos en sus complementos que no se deben dejar pasar por alto.

Mientras Belén García (una de las hermanas propietarias) está inmersa en el mundo del grabado, Almudena García junto a Wenceslao García se dedican al diseño de pendientes, en su mayoría, broches y peinecillos.

Los dos jóvenes utilizan su instinto y su imaginación para crear originales diseños que nada tienen que ver el uno con el otro. Basándose en las piedras que tienen en el taller realizan sus creaciones en las que suele tener un papel hegemónico el dorado y los colorines. Esto último es lo que diferencia a ambos diseñadores, ya que uno quiere darle importancia al dorado y otro prefiere que primen los tonos vivos. De ahí que tengan sus sanas rencillas para ver cuál de las dos variables es la que más se llevan las clientas.

Además de contar con una privilegiada imaginación que les hace posible realizar accesorios muy originales, los propietarios de este espacio también le dan la posibilidad a sus propias clientas de ser ellas mismas las que diseñen sus pendientes. De esa forma, el proceso de creación resulta de lo más enriquecedor.

Además, cada cierto tiempo reciben material de jóvenes diseñadores de otros países como Turquía o Lituania, con un marcado acento cultural en sus creaciones. Para la confección de los complementos siempre utilizan la misma resina (un material que ni se mancha ni se estropea) que para los grabados, algo que hace que los accesorios no resulten nada pesados, muy de agradecer durante la Feria.

Los pendientes, que son el producto estrella, cuentan con peinecillos, que no superan los 5 euros. Con el mismo material que los pendientes, este complemento vale lo mismo para Feria que para una boda.

Pero, como un traje de flamenca requiere de más abalorio, en Araujo también venden mantoncillos y flecos, realizados completamente a mano por un grupo de mujeres de Cantillana, y flores artesanales y de seda. Estas últimas oscilan entre los 15 y los 30 euros. El éxito de la originalidad de sus complementos, además de su precio tan asequible, les ha ayudado a tener clientes de toda España que se llevan sus complementos para otras ferias, para otros eventos y para El Rocío.

Pilar Larrondo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios