Triunfan con las ventas on line de ropa de moda seminueva

Chicfy: "Queremos tener el mercadillo de moda más grande del mundo"

Chicfy: "Queremos tener el mercadillo de moda más grande del mundo" Chicfy: "Queremos tener el mercadillo de moda más grande del mundo"

Chicfy: "Queremos tener el mercadillo de moda más grande del mundo"

Pusieron un bar en Granada, negocio que desconocían y les envenenó la vida. Perdieron 56.000 euros. Se recuperaron en el programa Atrapa un millón, en donde ganaron 175.000 euros. Y ahora triunfan con las ventas on line de ropa de moda seminueva. En medio han intentado muchas otras cosas, sin dinero, en precario. Son un ejemplo para posibles emprendedores. Presumen de tener el mayor mercadillo de ropa de moda de España y pretenden que sea el mayor del mundo, son Nono Ruiz (Granada) y Laura Muñoz (La Línea), pareja profesional y sentimental.

-¿Hay secreto para el éxito? -Vocación y fuerza. Vencer la inseguridad y el miedo.

-¿Tenían experiencia? -Como vendedores. Nos conocimos en 2006 en Granada; Nono trabajaba en tiendas de ropa y yo en joyería.

-Pero pusieron un bar. -Pensamos poner una tienda de zapatillas. Pero encontramos un local adaptado para cafetería y cometimos el primer error: cambiar de negocio en función del local.

-¿Qué fue? -Un bar de tapas muy acogedor, Mummo, céntrico.

-¿Tenían capital? -Nuestros padres, con rehipotecas y préstamos, nos dejaron 80.000 euros.

-Buen dinero para empezar. -Pero cometimos un segundo error. Remodelamos el local y gastamos los 80.000.

-¿Qué aprendieron? -Hay que tener experiencia en un negocio para meterse, no empezar con la cuenta a cero y no pedir a los padres que se endeuden.

-¿Funcionó el negocio? Lo cogimos con mucha ilusión, pero era una locura.

-¿Cuánto duró la aventura? -Año y medio. Eran muchas horas. Dábamos desayunos, tapas todo el día, cerrábamos muy tarde. Lo traspasamos; nos dieron 24.000 euros.

-¿Probaron otras cosas? -Trabajamos un tiempo en El Corte Inglés. Al final, Laura volvió a la joyería y yo intenté varias cosas por mi cuenta.

-Entonces les rescata la televisión. -Fuimos a Atrapa un millón. Hicimos el casting un miércoles y el lunes siguiente grabamos el primer programa.

-¿El primero? -Aquel día ganamos 10.000 euros y la oportunidad de jugar por el millón el viernes en prime time. Pensamos que se podía ganar dinero.

-¿Cómo? -Ganaba dinero quien entretenía a la audiencia. Y diseñamos una estrategia para pasárnoslo bien y entretener.

-¿La pregunta más difícil? -¿Qué hay en el cráneo: silla turca, hamaca jamaicana y trona romana? Era la penúltima; teníamos 350.000 euros. Descartamos hamaca y dividimos el dinero entre silla y trona. Y era silla turca.

-¿Y la última? -Alegría o tristeza, ¿cómo se llama un río de Álava? Estuvimos todo el programa besándonos, riendo, Nono supergracioso y yo llorando de emoción. Así que la respuesta era fácil: ¡alegría!

-Ganaron 175.000 euros. -Hacienda se quedó con el 43%. Devolvimos los créditos y nos quedaron 40.000.

-¿Y llega Chicfy? -Tenía 20.000 euros y lancé varios proyectos. Después de tres fracasos, con mis últimos 4.000 euros le propuse a Laura la idea de Chicfy.

-¿Qué idea? -A Laura le gusta mucho la moda, tiene los armarios de casa repletos, y yo me podía convertir en un vaciador de armarios. Le encantó la idea.

-¿Cuál era la aspiración? -Que todas las chicas de España vendieran su ropa aquí y otras pudiesen comprarla.

-¿Y funcionó? -El primer día fue alucinante. Tuvimos 60 pedidos.

-¿Buscaron un perfil determinado de vendedoras? -Chicfy está planteado para llegar a millones de mujeres, pero no teníamos ninguna prenda para vender.

-¿Qué ha sido lo más difícil? -El equilibrio entre oferta y demanda. Hay que tener suficientes productos de calidad y una base de personas dispuestas a comprarlos.

-Eso, con pocos recursos... -Seleccionamos chicas a las que les gustara la moda y tuviesen un blog en el que compartieran su estilismo.

-¿Cómo lo hicieron? -Nos concentramos en 10 blogueras vendedoras. El día del estreno publicaron en sus blogs que vendían su ropa en Chicfy. Convirtieron sus armarios en tiendas.

-¿Cuándo fue eso? -El 18 de febrero de 2013. Empezamos con 10 vendedoras y 350 prendas a la venta. Y en un solo día, teníamos 2.000 prendas en venta.

-¿Cuántas vendedoras hay ahora? -Unas 60.000.

-¿Y las cifras de venta? -Cerramos 2014 con 2,5 millones de euros. Y este año la previsión es de 12 millones.

-¿Cómo funciona? -Una chica abre su tienda en Chicfy y otra agrega una prenda al carrito y la compra. El dinero está depositado hasta que la compradora recibe el envío; se libera cuando confirma la recepción.

-¿Cuánto cobra Chicfy? -Un 20% del precio.

-¿Y ahora, qué? -Ahora, aumentar las transacciones. Este negocio tiene un lado emocional. Cuando una chica vende una prenda, pone a la venta varias más y lo dice a sus amigas.

-Eso hace comunidad. -Tenemos medio millón de personas en la actualidad, que hacen 50.000 comentarios al día. Una usuaria, de media, entra tres veces al día, 15 minutos por sesión.

-¿Cuántas ventas diarias? -Hay un pedido cada cinco segundos. Y suben 400 prendas para vender por hora.

-¿Qué ha sido lo más caro? -Un abrigo de visón por 1.500 euros y un anillo de Bulgari por 1.200.

-¿Con qué descuento venden sobre el precio original? -Entre el 60% y el 80%.

-¿Hay gente que se pone una prenda un par de veces? -Laura: Yo por ejemplo. Vendo mucho así. Nono: es una comunidad de chicas que compran mucha ropa y se la ponen pocas veces.

-¿Cuánto ganan al mes las vendedoras? -Las hay de 500, 700 y 1.000 euros al mes.

-¿Hay marcas que pretendan anunciarse? -Sí, pero de momento no lo hacemos.

-¿Cuántos empleados? -Somos 18. Pero buscamos programadores; necesitamos ampliar hasta 28.

-¿Cuál es el capital social? -Al principio 11.000 euros. Después hicimos una ampliación de capital y convertimos en acciones unos préstamos participativos. Entre los socios externos están Cabiedes & Partners [Blablacar, Privalia…].

-¿Qué porcentaje tienen ahora ustedes dos? -El 75% de un capital social de 350.000 euros. Proyectamos una nueva ampliación antes de que termine el año.

-¿Chicfy da beneficios? -Depende del gasto en marketing on line, que hacemos en Facebook. Ahora nos anunciaremos en televisión.

-¿Vuelven a la televisión? -(Risas). Laura: yo ya he vuelto. Hace un mes estuve en el programa de Susana Griso, en un espacio sobre emprendedores andaluces.

-¿Algún otro proyecto? -Internacionalizar. Queremos tener el mercadillo de moda para chicas más grande del mundo. Llegar en 2016 a cuatro millones de usuarias, en cuatro países de habla española o inglesa; con un potencial de ventas a tres o cuatro años vista de 400 millones de euros.

-Ya sólo les falta el libro con su historia.Ignacio Martínez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios