Camino a la internacionalización

DelPozo

Propuestas de Josep Font presentadas en la pasada Semana de la Moda de Nueva York. EFE/Michel Rajmil Propuestas de Josep Font presentadas en la pasada Semana de la Moda de Nueva York. EFE/Michel Rajmil

Propuestas de Josep Font presentadas en la pasada Semana de la Moda de Nueva York. EFE/Michel Rajmil

"La piedra angular de la moda es que te compren y si no vendes, no existes. Si tu diseñas un vestido maravilloso pero luego no lo ofreces al mundo, se queda en el rincón de los trastos olvidados. Y eso es lo que estamos tratando de pelear para que no sea así", explica Pedro Trolez, actual presidente de la marca.

Así, la compañía de moda, fundada en 1974 por el diseñador español Jesús del Pozo, continúa con su apertura de fronteras gracias al trabajo de Josep Font, su nuevo director creativo.

Sea como fuere, añade Trolez, la futura clienta se va a encontrar con "una atención tremendamente detallista" y con una firma "preciosista" que pretende ofrecer mimo y delicadeza. "Vamos a dedicar un especial cariño a las novias con una zona que es una maravilla", agrega Trolez. Y es que el punto de venta que acaba de abrir contará con un apartado dedicado a la moda nupcial que ha sido supervisado hasta el último detalle por Font.

"Entre los servicios exclusivos va a haber una ventaja importante: un taller compuesto por unas veinte personas trabajando para atender cualquier petición respecto a las prendas", añade. "La tienda no es ostentosa, sino elegante con detalles fuera de lo habitual", confiesa.

Hace ya un año que Trolez asumió la presidencia de la firma tras el fallecimiento del modisto madrileño. Sin embargo, considera que todavía se conserva la viva imagen que un día creó Jesús del Pozo. "En ningún momento hemos pretendido que hubiera ni continuismo ni rupturismo. Pero sí que queríamos algo nuevo, algo distinto que contar a la gente. Algo moderno e innovador, pero que mantuviera los parámetros básicos de Jesús del Pozo de toda la vida: la arquitectura, el trabajo bien hecho y el cuidado por los detalles", dice.

Lo cierto es que la firma pasa por un buen momento. Prueba de ello es el reciente desfile que Font ha protagonizado en Nueva York y la apertura de dos showrooms en Estados Unidos, país donde la firma destina la mitad de su producción."Ahora Jesús del Pozo está compitiendo contra nuestra competencia real, las marcas extranjeras", afirma Trolez, para quién la firma ha apostado "sin lugar a dudas" por una fuerte internacionalización y exclusividad.

Entre sus planes de futuro, continúa, están las negociaciones con países objetivos como Rusia, Oriente Medio, China, Estados Unidos y México, y a los que Trolez califica como "los grandes consumidores de hoy"."No sé cuándo va a ocurrir porque es muy difícil precisar pero hasta ahora hemos cumplido nuestro calendario. El que pueda tiene que salir fuera, es una obligación básica que requiere esfuerzo y trabajo", concreta.

Además, DelPozo, planea crear un showroom en su próxima cita con la pasarela de París debido al gran aluvión de peticiones que tiene la firma para llevar la firma a más de veinte tiendas en el mundo.

"La veo como una marca importante dentro de la moda mundial y firmando una licencia de accesorios maravillosa con unos acabados perfectos. Si la marca está bien configurada, puedes hacer de todo", destaca.

Mientras tanto, los esfuerzos de la firma española también se destinan a la fundación que toma el nombre del conocido modisto y que tiene como misión fundamental fomentar el aprendizaje de jóvenes creadores.

F.D

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios