El negro y el azul triunfaron en la Internacional Palm Springs Film Festival

Descafeinada antesala de los Oscar

EFE - PAUL BUCK EFE - PAUL BUCK

EFE - PAUL BUCK

Los protagonistas de Hollywood han vuelto al trabajo tras el parón navideño y lo han hecho poniéndose sus mejores galas para acudir (aunque no en masa precisamente) a la primera gran alfombra roja del año, que como es tradición ha sido la del Internacional Palm Springs Film Festival, que con su 27 edición ha dado el pistoletazo de salida a la temporada de eventos en el mundo del séptimo arte y es considerado la antesala a los grandes premios del cine (los Globos de Oro, que se celebrarán el próximo domingo, y los Oscar, el 28 de febrero).

Comedida es la palabra que puede definir a la tendencia predominante de esta red carpet, algo descafeinada y francamente sobria, que salvó la elegancia de Helen Mirren. La veterana intérprete lució para la ocasión un vestido azul con falda de satén firmado por Alberta Ferretti que combinó con un cinturón plateado. Una manicura intensa ponía la guinda a un outfit sencillamente impecable.

Por el mismo color pero en un tono más claro, concretamente el serenidad -elegido por Pantone como color del año junto al rosa cuarzo-, se decantó Cate Blanchett. La actriz dejó clara la razón por la que es una de las celebridades más elegantes del celuloide gracias a su creación de Marc Jacobs de líneas simples y ciertos aires retro gracias a las aplicaciones doradas del cuerpo del vestido.

El negro, el otro gran protagonista de la alfombra roja, fue el color elegido por Kate Winslet, que disimuló sus voluptuosas curvas con un discreto vestido corte sirena de Roland Mouret, y Rooney Mara, que fue la más provocadora de la gala con un slip dress de Lanvin que dejaba sus piernas al descubierto y que vino a confirmar que la moda de estilo lencero seguirá pisando fuerte en este recién estrenado 2016.

Amber Heard, la esposa de Johnny Depp, también vistió de negro, aunque ella confió en la firma Dolce & Gabbana, concretamente por un favorecedor vestido de falsas transparencias. La melena suelta peinada con suaves ondas remató un look romántico que aprobó con notable alto.

Entre los invitados masculinos, destacó la acertada fusión de esmoquin y barba de tres días del atractivo Michael Fassbender.

Pincha aquí para disfrutar de las mejores imágenes

Artículo publicado por Gema Amil en los diarios del Grupo Joly

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios