Manuel Pertegaz, un genio detrás de una aguja

Exposición de los mejores diseños de Manuel Pertegaz

El diseñador Manuel Pertegaz. El diseñador Manuel Pertegaz.

El diseñador Manuel Pertegaz.

La alta costura española tiene en lo más alto dos nombres indiscutibles: Cristóbal Balenciaga y Manuel Pertegaz. Hace tres años que Pertegaz falleció, pero dejó un legado que se mantiene intacto. El próximo 9 de septiembre la sala de exposiciones del Canal Isabel II de Madrid abre sus puertas a todos aquellos amantes de la moda y buen gusto en una exposición en honor del diseñador.

La exposición, que podrá visitarse hasta mediados de noviembre recoge los aspectos más destacados de la obra de este genio de la aguja que nació en Teruel en 1918 y que con sólo 24 años comenzó a vestir a la alta sociedad catalana desde su taller de Barcelona. Así, en la planta baja se mostrarán piezas "icónicas y representativas de su carrera", mientras que en las plantas primera y segunda convivirán la alta costura y el "pret-a-porter" con vestidos de fiesta, de cóctel y de día. En la planta tercera habrá trajes de novia, y en la cuarta se proyectará un vídeo en el que los diseños de Pertegaz tomarán vida a través de la figura de la modelo Vanesa Lorenzo. La mayor parte de los trajes mostrados proceden del Studio Pertegaz, y el resto de piezas son propiedad del Museo del Traje, del Centro de Documentación de Tarrasa y de colecciones privadas. Además, la muestra contará con un programa de actividades culturales y educativas "que ayudarán a profundizar en la figura y obra de Pertegaz", como los encuentros en Canal, en los que diferentes especialistas vinculados a la moda analizarán la exposición desde su prisma.

'GLAMOUR' SERENO, PORTE DELICADO Y ELEGANCIA DISTINGUIDA SON LAS CLAVES QUE DEFINEN SU ESTILO

ENTRE SUS DISEÑOS DE NOVIA, EL MÁS CONOCIDO SIN DUDA ES EL QUE LUCIÓ LA REINA LETIZIA EL DÍA DE SU BODA

A la hora de catalogar su estilo habría que recurrir a un sinfín de adjetivos, aunque las claves de su éxito radican en la elegancia distinguida, glamour sereno y porte delicado. Su visión de la mujer la convertía en un cisne frágil y majestuoso a la vez. Como los grandes diseñadores, Pertegaz sabía crear conceptos capaces de trascender las líneas del tiempo y convertir una prenda en un clásico atemporal y, de esta manera, hacer perdurable la modernidad. Durante toda su carrera supo ser fiel a su estilo introduciendo los cambios exigidos por la sociedad de cada época y adaptándose a los nuevos gustos. En 1957 con la súbita muerte de Cristian Dior, el nombre de Pertegaz fue el que sonó más alto para sustituir al diseñador. "Cuando me lo ofrecieron no dormía, rememoré mis comienzos, valoré lo que tenía y rechacé la oferta, no podía dejar a cien personas en la calle", explicó en su momento. Rechazo una oportunidad muy valiosa para continuar con su sueño de libertad. Y no erró en la decisión. Pertegaz, gracias a su apuesta propia es hoy uno de los modistos más importantes de la alta costura. Con la llegada del prêt-à-porter en los años 70, el mundo de la moda tradicional basada en los principios de calidad y exclusividad se tambaleó. Pertegaz supo como mantenerse en pie, evolucionó en su negocio y creó una línea de acuerdo con esa democratización de la moda.

Sus trajes de novia son casi tan famosos que sus diseños; de todos, el más conocido es sin duda el que lució la reina Letizia el día de su boda. Su sobriedad y manera de interpretar el diseño son únicas. Pertegaz creaba exclusivamente para una mujer concreta, la que iba a lucir sus diseños, pensando en sus características y atributos, no en otros.

La búsqueda de la perfección fue su motor creativo. Aunque imposible de alcanzar, intentó llegar a lo más alto y lo consiguió. Por eso el mundo de la moda le rinde homenaje a él y su obra este otoño y le da las gracias.

Carmen Juárez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios