Moda masculina

Finaliza la MFSHOW Men

Desfile del la firma española Altona Dock de la colección primavera-verano 2015. EFE/Isabel Peláez Desfile del la firma española Altona Dock de la colección primavera-verano 2015. EFE/Isabel Peláez

Desfile del la firma española Altona Dock de la colección primavera-verano 2015. EFE/Isabel Peláez

El arcoiris ha protagonizado la clausura de la pasarela de moda masculina MFSHOW Men gracias a Altona Dock, Mirto y Lander Urquijo, que han tocado prácticamente toda la paleta de color en tres desfiles que han rezumado vida, verano y buenas vibraciones.

Altona Dock, la firma que ha abierto esta tercera y última jornada de MFSHOW Men en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, germinó en la mente del diseñador Ángel Ortega durante su estancia en Australia como un deseo de crear una marca "divertida y urbana" para "un hombre diferente", ha señalado. Esa filosofía se ha trasladado a los diseños dinámicos y coloridos que han encontrado la inspiración en el hombre aventurero de los años 60. Es la fiebre de la moda por mirar al pasado, "al final, todo vuelve", explica este empresario, que se ha sumado a la tendencia vintage a través de camisetas con efecto decolorado.

Chubasqueros anudados con llamativos botones en amarillo, rojo y verde, camisas y bañadores más clásicos a cuadros o jerséis de punto fino con grandes letras han formado parte de su propuesta, aderezada con complementos playeros como el clásico collar hawaiano. La gama de tonos pastel en polos y camisas ha dado paso a colores más atrevidos y saturados en salmón, rojo y azul, con motivos referentes al universo marinero, en especial el ancla.

Las flores, muy presentes en esta tercera edición de MFSHOW Men desde que Emidio Tucci abriera la pasarela el pasado lunes, han crecido en el imaginario de Altona Dock y en el de Mirto, otra de las firmas que ha acudido hoy a esta madrileña pasarela alternativa.

Mirto ha rendido tributo a su buque insignia, las camisas, que le han permitido posicionarse en el sector de la camisería española durante casi 60 años, y para ello ha descifrado su anatomía con el objetivo de revalorizar los oficios artesanos que se encargan de su confección, "desde diseñadores a cortadores o ensambladores".

Camisas en azul, verde menta o papaya, con cuellos redondeados o en pico, han desfilado por MFSHOW Men aderezadas con un sinfín de complementos, como fulares, corbatas, blazers o cinturones. El estampado ha sido el fiel aliado de las camisas de Mirto, aunque el hombre clásico también se ha visto representado a través de diseños a rayas o a cuadros en tonos multicolor.

La fórmula de la veterana firma ha consistido en "adaptar lo clásico a las nuevas tendencias" y en "mantenerse fiel a unos principios", resume la consejera adjunta de la presidencia de la firma Elena Fraguas, "entusiasmada" con la colección, de la que también han formado parte pijamas y trajes con bermudas.

El sastre Lander Urquijo, el último en desfilar, reafirma con cada creación el buen saber hacer de su costura, un arte convertido en su oficio desde los 16 años. La experimentación, a través de sutiles prints de camuflaje en cuatro elegantes esmoquin en gris, azul, negro y granate, no está reñida con su fidelidad al hombre refinado, clásico pero a la vez moderno, que busca "creaciones muy personales", comenta.

Otras prendas de vestir, en cuadros grises o naranjas, han acompañado a chaquetas con estampado geométrico y a otros looks en vaquero o que recuerdan la esencia exótica y galante de la Habana. Los puros en el bolsillo superior de las chaquetas y los sombreros Panamá han ayudado a la recreación de este ambiente "tan inspirador", dice este diseñador, que da nombre a su propia marca. Una camisa "pop", otra estampada con coches antiguos y un traje en cuadros rosas y blancos son algunas de las prendas más inusuales que ofrece Lander Urquijo, cada vez más apreciadas por hombres de todo tipo que ya no relacionan lo varonil con lo tradicional.

EFE

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios