La reina del pop

Madonna ama el flamenco

En su videoclip de 'La isla bonita' ya aparecía vestida de flamenca. En su videoclip de 'La isla bonita' ya aparecía vestida de flamenca.

En su videoclip de 'La isla bonita' ya aparecía vestida de flamenca.

Madonna es una mujer de armas tomar y de las que se lanza a la piscina cuando tiene un sueño. Su último capricho no es otro que montar una escuela de flamenco en Los Ángeles. Todo un reto para ella, ante el que tiene puestas todas sus expectativas. La "reina de pop" comienza el año con nuevos retos, y a lo grande.

Después de ser una de las mejores en el pop y atreverse hasta con el country, Madonna necesita echar sal a su vida con lo que ha decidido lanzarse de cabeza a por el flamenco, uno de los mayores patrimonios de los españoles.

Su propósito no es otro que llevar nuestro legado más allá de nuestras fronteras y exportarlo hasta los mismísimos Estados Unidos, concretamente en Los Ángeles. Será allí donde la ambición rubia abrirá su escuela donde se impartirá clases de baile y cante flamenco.

Su pasión por este arte es desmedida y en este propósito tiene la oportunidad de demostrarlo. Ahora mismo el proyecto se encuentra en el punto de búsqueda de los profesionales tanto de cante como de baile de flamenco, y así encontrar a los mejores de los mejores para que enseñen en su escuela.

La pasión de Madonna por el flamenco se remonta a finales de los años 90, hace más de 20 años, cuando la estrella de la música acudió a una fiesta privada en Madrid como invitada de honor junto a otros invitados VIP, como el oscarizado actor Pedro Almodóvar, Miguel Bosé o Rosario Flores.

Una auténtica juerga flamenca, en la que Madonna quedó totalmente prendada de los movimientos y el baile de Sara Baras, del duende del grupo La Barbería del Sur y del cante de Antonio Carmona, líder del grupo Ketama, con el cual entabló una estrecha amistad.

Y no sólo del flamenco quedó prendada la estrella musical ya que antes de esta fiesta y de enamorarse de dicho arte, se enamoró de otra persona, Antonio Banderas. La "reina del pop" acudió a una fiesta organizada en 1990 por el cineasta Pedro Almodóvar, a la cual también acudió el actor malagueño. Sin embargo, Antonio Banderas rechazó a Madonna, y el actor finalmente se enamoró de otra rubia, en este caso de Melanie Griffith.

La vida les llevó un lustro después a protagonizar la película Evita. Desde entonces, Madonna ha intentado no perder su vínculo con el flamenco, Ha visitado España en numerosas ocasiones sólo para reencontrarse con su afición. En una de esas visitas, acudió a un espectáculo de Antonio Fernández Montoya, alías "Farruco", con el que incluso se subió a las tablas y acabó bailando en el escenario.

No es la primera vez que Madonna ha querido influenciarse por el flamenco en su carrera musical ya que en uno de sus famosos videoclips, el del tema de La Isla Bonita, aparecía con un traje de faralaes en color rojo pasión. Además el año pasado, durante su gira MDNA estuvo acompañada por una bailaora flamenca. A ver si en su escuela sabe sacar todo el tronío que lleva dentro. Y olé.

Redacción G.A

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios