En el club de la Alta Costura

Martin Margiela y Alexis Mabille

Modelo de la colección otoño/invierno 2012 de Mabille. /EFE Modelo de la colección otoño/invierno 2012 de Mabille. /EFE

Modelo de la colección otoño/invierno 2012 de Mabille. /EFE

La cámara sindical se reunió en el Ministerio de Industria galo y se limitó a citar, en un escueto comunicado, el nombre de esas dos marcas, que se unen a nombres como Christian Dior, Chanel, Jean Paul Gaultier, Givenchy o Giambattista Valli, incluido este último en diciembre del año pasado.

En Francia, dicha calificación es una apelación jurídicamente protegida que responde a un número de criterios específicos, principalmente en lo que respecta a la elaboración a mano del trabajo, a que se trate de piezas únicas a medida o al número de empleados de las respectivas casas.

La Maison Martin Margiela se fundó en París en 1988 y se define a sí misma como "iconoclasta, vanguardista y experimental", que "expresa su creatividad a través del reciclaje, la transformación y la reinterpretación".

La marca Alexis Mabille nació en 2005 por parte de un "apasionado de la costura", y en su propia página web dice distinguirse por una filosofía que "mezcla la tradición de la vestimenta con un cierto sex-appeal", y que juega al mismo tiempo con los códigos "de la frivolidad y la elegancia".

"Estoy loco de contento por haber recibido la apelación de alta costura. Es el reconocimiento de un trabajo que realizo desde hace años de manera creativa y artesanal junto con mis talleres y mi clientela", indicó Mabille en un comunicado tras conocer la decisión de la Federación.

EFEstilo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios