Modelo Internacional

Natalia Vodianova: Cenicienta moderna

La modelo Natalia Vodianova posa para los fotógrafos. Dario Pignatelli. La modelo Natalia Vodianova posa para los fotógrafos. Dario Pignatelli.

La modelo Natalia Vodianova posa para los fotógrafos. Dario Pignatelli.

Una cara animada, de ojos azules y de labios carnosos que han conquistado al mundo por su dulzura y candidez. Ése es el rostro de Natalia Vodianova, la modelo rusa de 31 años que, casi desde los inicios de su meteórica carrera, ha sido imagen de prestigiosas firmas como Guerlain, Calvin Klein, L'Oreal, Etam, Givenchy o Yes Saint Laurent, entre otras.

No ha sido solamente su rostro lo que la ha llevado hasta donde está ahora mismo, en la cumbre de su carrera profesional y siendo una de las modelos más cotizadas y mejor pagadas del momento, sino su gran paciencia, esfuerzo y tesón, un gran espítitu de superación y de lucha.

Nació en una familia con escasos recursos económicos en la localidad de Gorki(actual Nizhny Nóvgorod) y se crió junto a su madre y dos hermanas menores, una de ellas con parálisis cerebral. La situación familiar la llevó a que, con tan solo once años,ayudase a su madre a vender fruta en el puesto ambulante de ésta y que, más tarde,montase con una amiga su propio puesto de frutas para ayudar a las familias de ambas.

La necesidad de un sobresueldo y de ingresos extras que permitiesen a su madre y hermanas a vivir mejor fue lo que la llevó a inscribirse en la agencia de modelos con quince años, donde aprendió que, si quería abrirse paso en este mundo, debía aprender inglés, algo que hizo en tan sólo tres meses.

Una muestra más de ese espítitu de superación que la caracteriza, el mismo que la llevó a trasladarse a París dos años después para trabajar con la prestigiosa agencia Viva Model Management París.

Y ahí fue donde comenzó su meteórica carrera. Su impresionante físico y su cara dulce y aniñada hicieron que pasase innumerables castings, hasta llegar a trabajar con grandes marcas del mundo de la moda.

Ha cosechado éxitos tanto en pasarela, desfilando para Sonia Rykiel, Vivienne Westwood, Donna Karan o Christian Dior, como posando y siendo imagen en editoriales y campañas publicitarias, entre las que se encuentran `pesos pesado' como Calvin Klein, Louis Vuitton, Armani, Gucci, Roberto Cavalli, Moschino, Marc Jacobs... Una larga lista de firmas que no han podido resistirse a sus encantos.

Las portadas de las revistas tampoco son un misterio para Natalia, que se estrenó en el ansiado e imprescindible número de Septiembre de la revista Vogue en el año 2005. En esa ocasión, compartió fotografía con otras modelos, pero en el número de julio de 2007, la publicación quiso que la protagonista absoluta fuese Vodianova.

Un importante hito en su carrera fue cuando la firma Etam la hizo su imagen de temporada en el año 2010, aumentando aún más si cabe la popularidad de Natalia.

A pesar de que la carrera de esta preciosa modelo ha sido de un ascenso vertiginoso, eso no le impidió abrazar con agrado la maternidad. En el año 2001 nació su primer hijo, Lucas Alexander, y en el 2006 y 2007 llegaron al mundo Neva y Víktor, fruto de su matrimonio con Justin Portman, del que se separó en 2011.

Aunque su vida es de cuento, esta 'cenicienta moderna' no olvida sus orígenes, por lo que en el 2005 fundó la organización Naked Heart Foundation, que se dedica a la construcción de parques infantiles en Rusia. Un ejemplo de que la fama no cambia a todo el mundo.

MARÍA JOSÉ PÉREZ

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios