Moda flamenca

Pasarela Wappíssima

Uno de los modelos que se presentaron en la Pasarela Wappíssima. Belén Vargas. Uno de los modelos que se presentaron en la Pasarela Wappíssima. Belén Vargas.

Uno de los modelos que se presentaron en la Pasarela Wappíssima. Belén Vargas.

Un total de 75 jóvenes diseñadores del sector de la moda flamenca se dieron cita ayer en la Escuela Sevilla de Moda, con sede en Sevilla Este, con motivo de la celebración de la primera edición de la Pasarela Wappíssima, certamen organizado por el canal de moda on line del mismo nombre y el centro de enseñanza con el fin de recoger las nuevas tendencias presentadas por los jóvenes emprendedores andaluces.

Una tarde llena de lunares y de desfiles en los que se unieron la tradición y la innovación de las nuevas generaciones y en la que el volante , en su versión más clásica, reclamó su protagonismo más absoluto.

Los colores rosados, en especial los tonos típicos de la buganvilla, reinaron en la pasarela atrás la fiebre de las faldas canasteras, los volantes al hilo, rizados y de pequeño tamaño serán los encargados de vestir a la mujer sevillana para la próxima Feria, según estos jóvenes diseñadores.

El espacio Lanzadera de tendencias abrió sus puertas con los desfiles infantiles de Pilar Enríquez y Flamencoco, que rindieron homenaje al típico traje corto, aunque con cierto aire retro. Las más pequeñas lucieron vestidos de colores pastel con mangas al codo, trabajados con pasacintas, puntillas y pequeños encajes.

A continuación, los alumnos de segundo y tercer curso de la Escuela Sevilla de Moda presentaron sus creaciones en una pasarela donde las ideas de una generación emergente chocaron como un rompeolas con las tradiciones más arraigadas del sector.

En la gama cromática despuntaron los colores rosados, en especial los tonos de la buganvilla, y el clásico negro. Los escotes delanteros se cierran para potenciar la sensualidad de la mujer, que camina esbelta con la espalda descubierta, mientras que los talles continúan siendo muy bajos.

En el siguiente pase, Patricia Márquez, Lorena Díaz, Antonio Gutiérrez y Renata Pereira desvelaron sus creaciones haciendo gala de la versatilidad del traje de flamenca. El clásico estampado floral de colores cálidos dio paso a colecciones inspiradas en el mundo maya, para cerrar con la elegancia del encaje negro combinado con telas de estampado animal.

Además de los ya mencionados, la primera edición de la Pasarela Wappíssima ­que ha contado con el apoyo del centro Sevilla The Style Outlets, patrocinador del evento­ también congregó a los diseñadores finalistas de otros certámenes de moda flamenca.

Asimismo, se pudieron ver las propuestas para la próxima primavera de Patricia Bazarot, Ernesto Sillero, Mario Gallardo, Isabel Aliaño, Paqui Rodríguez e Innova Flamenca.

Los alumnos del primer curso de diseño de Sevilla de Moda fueron los encargados de cerrar la cita con un derroche de creatividad donde tuvieron cabida tanto los trajes canasteros como los volantes de clavel, hasta llegar a la innovación y originalidad a través de la fusión de tejidos y texturas. Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y han dejado claro que la juventud no es incompatible con el talento y la calidad.

Marina Rubalcaba

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios