Semana de la Moda de Madrid

Moda valiente para el siglo XXI

  • Desde Ana Locking hasta Duyos, los desfiles de la tercera jornada de MBFWMadrid fueron una dosis de valor: para vencer el miedo

Carrusel de Devota&Lomba. Carrusel de Devota&Lomba.

Carrusel de Devota&Lomba.

“Just fear it” es el mensaje que ha querido transmitir desde la pasarela Ana Locking, quien ha presentado en la Semana de la Moda de Madrid una colección oscura, muy en su línea relajada y de calle, con la que invita a ver el lado “bueno” del miedo, que nos impulsa a “arriesgar”.

Prendas deportivas como las chaquetas de aviador se han pasado al lujo con tejidos brillantes como jacquard, moiré o lentejuelas mezcladas con espumillón. El único vestido largo de la colección se ha cubierto del material de los chubasqueros, un plástico negro, mate, que la diseñadora también ha empleado en capas acabadas en volantes que envolvían los pies.

Locking, que acaba de cumplir 10 años sobre las pasarelas, ha querido recoger también algo de su primera colección, completamente negra. En esta propuesta, el color carbón ha sido el encargado de abrir y cerrar el desfile, con una línea de “looks” de noche en esmoquin y prendas cortas.

Diseños de Ana Locking Diseños de Ana Locking

Diseños de Ana Locking / AGENCIAS

Uno de los elementos más llamativos de la propuesta ha sido el uso de los forros, que la diseñadora ha dejado ver sistemáticamente en el bajo de todas sus prendas: mini faldas, abrigos y vestidos. Una propuesta muy vestible con la que mantiene su tendencia a “arriesgar con el mensaje, no con los diseños”.

Mucho más espiritual ha sido el desfile de Devota & Lomba, que ha dejado de un lado la papiroflexia para centrarse en prendas con una sencillez delicadísima, decoradas por unos pocos volúmenes en puntos claves del cuerpo femenino.

Las caderas y los hombros han sido los grandes protagonistas de la propuesta de Devota&Lomba, especialmente en abrigos de cuerpos muy rectos que rodeaban la complexión de las modelos desde la distancia, casi sin tocarlas. Una holgura elegante reforzada por las mangas, en formato XXL, que enmarcaban los brazos dándoles todo el protagonismo del “look”.

Un rojo fuerte se ha colado en los diseños de Lomba, acostumbrado a jugar con una paleta cruda salpicada puntualmente de azules profundos. Tanto los blancos rotos como los tonos fríos han estado presentes en esta colección, donde interactúan con colores tierra y circunferencias rojas, que se estampan en las espaldas de sus prendas.

Las distintas versiones de las hombreras fue la tónica común de la jornada, también en el desfile de Ágatha Ruiz de la Prada, que seguro ha logrado colarse en las redes sociales de todos los asistentes con su arranque español.

Una larguísima alfombra a imitación de la bandera española y una modelo vestida con los colores de la rojigualda han iniciado el desfile de la diseñadora, que ha cambiado las músicas discretas del resto de pases por el himno nacional y composiciones del folclore popular, como los pasodobles.

A pesar de este llamativo comienzo, la propuesta de De la Prada ha sido mucho más discreta que en ocasiones anteriores. Aunque ha mantenido su paleta de colores saturados, ha optado por combinaciones más asequibles y ha depurado lazos, corazones, estrellas y los demás motivos que solían saturar sus prendas.

Creación de Ágatha Ruiz de la Prada Creación de Ágatha Ruiz de la Prada

Creación de Ágatha Ruiz de la Prada

Los volúmenes se han concentrado en la zona de los hombros, creando una especie de hombreras exageradas que solo han aparecido en unos pocos vestidos. Polos, camisetas de manga corta y pantalones de pata elefante y talle alto han sido algunas de las prendas que han terminado por llevar el estilo de la creadora al terreno comercial.

La jornada ha finalizado con el desfile de Duyos, quien ha recurrido a modelos anónimas (con alguna que otra “top” y “ex top” entre medias) para presentar su colección. Y es que su nueva propuesta se ha inspirado precisamente en todas estas figuras femeninas que le rodean y le aportan un valor inigualable: ese que caracteriza a las mujeres que triunfan en un mundo de hombres. Su vecina, su amiga, su hermana, su clienta, y así hasta completar su íntimo círculo femenino.

Tejidos brillantes y prendas elegantes y maduras han compuesto la colección del diseñador, que fiel a su estilo discreto y cautivador, ha embellecido los vestidos largos y blusas vaporosas con un trabajo artesano de pedrerías y abalorios.

Tonos crema y aguamarina se entremezclaban con tweed bicolor en blanco y negro, que parecían brillar más gracias a la actitud segura y fuerte de sus portadoras. Mujeres que han cerrado la jornada in crescendo, dejando buen sabor de boca con esta moda española.  El triunfo de Duyos no se identifica únicamente con alcanzar metas profesionales y obtener reconocimiento, sino también con formar una familia, labrarse un futuro en cualquier ámbito o ser capaz de inspirar a los demás, de cualquier manera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios