Esther Rodríguez, modelo

"A los modelos se les exige menos que a las chicas, basta con tener buena figura y ya"

Comentarios 3

Esther Rodríguez estrena mayoría de edad. Con esta cifra -que marcará un antes y un después en su carrera como modelo- entra en un 2018 cargado de nuevos propósitos y proyectos justo después de que Vogue, la editorial insignia del grupo Condé Nast, contara con ella para protagonizar una de sus editoriales de invierno. Esta modelo sevillana de mirada enigmática, ojos celestes y aire naif tiene muy claro lo que supone esta profesión, tanto a nivel personal como público, un reto que encara con la mejor disponibilidad y con una madurez arrolladora.

- ¿Cuándo decidió que quería dedicarse a la moda?

- Fue cuando tenía 13 años y un familiar mío que conocía a un fotógrafo, Rafael Torres, propuso que éste me viera. En la sesión con él fue donde conocí a Maite Magaña, de Sevilla de Moda. Y a partir de ahí, ella me propuso dedicarme a este mundo. Al año de aquello me fichó la agencia de modelos Uno Models y desde ahí he estado trabajando con ellos.

- ¿Es una profesión tan frívola como la pintan?

- Tiene sus partes. Lo que sí es cierto es que no es tan duro como otros trabajos, pero la gente la tiene algo idealizada. Tú eres el centro de atención durante una sesión o un trabajo, todo el mundo está pendiente de ti y se trabaja con algo de presión, sobre todo por parte de los diseñadores que quieren que todo salga perfecto... Tiene sus puntos negativos, pero no es precisamente frívolo. Yo particularmente pienso que aunque la presión es necesaria a veces se trabaja peor con más nerviosismo que si no lo hubiera, pero ese es en mi caso.

- Su último trabajo ha sido protagonizar una editorial para Vogue, ¿cómo ha sido la experiencia?

- Cuando me mandaron el correo para comunicármelo me puse muy contenta. Iba un poco a expensas de cómo iba a ser la experiencia: ¿sería más seria? ¿Habría más buen rollo? ¿Más presión? Pensaba que sería más agobiante, pero fue justo al contrario. Me trataron genial y todo fue estupendo, se nota que están muy acostumbrados a tratar con mucha gente y te facilitan mucho el trabajo y la estancia.

- ¿Con quién ha trabajado durante estos años que le haya marcado?

- Guardo un gran recuerdo de mis trabajos con José Carlos de la Osa que fue un estilista con el que empecé a los 13 años. Es maravilloso, porque siempre me ha dado consejos que he podido aplicar a la profesión y también a nivel personal, cosas en las que no reparas en principio, pero que cundo él te las dice tienes que darle la razón. Además es una persona que sabe muchísimo de moda y con el que trabajar es muy gratificante y aleccionador.

- ¿Y alguien con el que le gustaría o que admire?

- Bueno yo siempre he tenido un sueño y ése es poder desfilar para Victoria's Secret porque me encanta el show que ofrece cada año y todo en su conjunto.

- ¿En qué pasarelas ha estado?

- Bueno, no en demasiadas por una cuestión de edad. A este respecto es más complicado y las grandes pasarelas se muestran algo reacias, sobre todo teniendo en cuenta que hay que viajar mucho y esto supone un problema tanto para la agencia como para ellos mismos. Pero he trabajado para Cortefiel, Zara, Pepe Jeans, entre otras.

"Siempre he querido desfilar para Victoria's Secret, me encanta todo lo que se genera en torno a ese desfile"

- ¿Cree que su profesión está idealizada?

- Totalmente. Como ya he dicho no es tan complicada como lo son otras, pero tiene su dedicación. La gente piensa que es mucho más sencilla de lo que es, se queda con lo superficial que es que un equipo de estilistas te ponga guapa y te pinte, pero para conseguir la fotografía perfecta es necesario dedicar mucho tiempo. Te quedas en la misma posición durante horas y generalmente son posturas incómodas. Por no hablar de editoriales que se fotografían en invierno y son para verano y al revés. Todo ese cansancio se nota en la cara y teniendo en cuenta que la imagen es lo importante en estos casos, el trabajo tiene que realizarse mucho antes de una sesión para que no te afecte.

- ¿Antes? ¿Qué rutinas tiene?

- Previamente a una sesión utilizo mascarillas faciales para tener la piel mucho más luminosa y cuidada. Además yo soy una persona que tiene muchas ojeras por lo que tengo que descansar previamente lo suficiente para evitarlas. Al margen de esto, utilizo algunos productos cosméticos que me ayudan a bajar la hinchazón de los ojos.

- ¿Qué opina de esta nueva corriente de influencers que trabajan para algunas marcas? ¿Les afecta?

Es otro punto de vista diferente. No es el mundo de la modelo, sino otro sector que no vende la ropa con su imagen. No creo que se intercedan estas dos realidades porque siempre va a haber modelos y por mucho que pasen los años estarán ahí. Si una modelo lleva una prenda de marca, parece que la visión que se le da a esa marca tiene mucho más peso, pero insisto, son realidades distintas.

Esther Rodríguez posa para It Fashion Esther Rodríguez posa para It Fashion

Esther Rodríguez posa para It Fashion / Josep Moré

- ¿Cree que en el mundo del modelaje femenino existe más presión que en el masculino con respecto al físico?

- Sí, muchísimo más. A los chicos no se les mete tanta presión con las medidas o el peso, cosa que a las modelos sí. Al chico le basta con ser alto y tener un cuerpo en forma, sin embargo en el caso de las chicas existe todo un catálogo de medidas que se tienen que cumplir a la hora de dedicarte a esto o de formar parte de algún trabajo. En el caso de los hombres basta con medirle los hombros y la cabeza y ya. A las chicas siempre se nos exige un poco más.

- ¿Ha podido alguna vez decidir sobre su imagen? Un “yo por ahí no paso”.

- Sí, claro. Yo tengo firmado un acuerdo de exclusividad y este caso quien se ponga en contacto conmigo tiene que hacerlo a través de la agencia y a partir de ahí ellos lo gestionan. Además es algo con lo que estoy encantada porque creo que he dado con unas de las mejores agencias de modelos de España y todos mis bookers, tanto de una como de otra, son muy cercanos. Te dicen las cosas de un modo muy cuidado para que  no te afecte. No hay que olvidar que al margen de las exigencias de este trabajo también puedes tener un día malo a nivel personal. En este sentido también he tenido mucho respaldo por su parte. Creo que hacen un trabajo impecable y que no dejan de lado esa parte más humana que es necesaria en este trabajo.

- ¿Proyectos de cara al 2018?

- Bueno de momento sigo trabajando, pero como justo el 5 de enero cumplo la mayoría de edad creo que todo será mucho más sencillo a partir de ahora. Ya he estado en países como Chile, Alemania, Francia o Bélgica, pero creo que en 2018 la lista se ampliará precisamente porque es mucho más fácil al ser ya mayor de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios