Exposición

'La moda es un sueño. 25 años de talento español'

En la exposición, modelo de Sybilla frente a otro de Roberto Verino. En la exposición, modelo de Sybilla frente a otro de Roberto Verino.

En la exposición, modelo de Sybilla frente a otro de Roberto Verino.

"La moda es sueño. 25 años de talento español" es una muestra en la que no existe un orden cronológico, "sino que es un montaje en el que las creaciones se adaptan y se fusionan a las distintas salas de este palacio de finales del siglo XIX", han explicado las comisarias Lucía Cordeiro e Isabel Vaquero.

En esta vivienda aristocrática, repleta de obras de arte, antigüedades y curiosidades reunidas gracias el afán coleccionista del Marques Cerralbo, unos maniquíes exhiben lo mejor de la moda española, en total 117 piezas, de 73 diseñadores.

Y así, en el gran portal se expone un vestido beige con hermosa lazada de Jesús del Pozo, creación que abre la exposición, "un pequeño homenaje al diseñador que falleció el año pasado", ha comentado Cordeiro. En el recibidor y la galería de verano se han instalado un hermoso vestido de flores de Hannibal Laguna y otro corto de color naranja de Adolfo Domínguez.

En los salones rojo y amarillo habitan los diseños de Agatha Ruiz de la Prada, Ana Locking y Rabaneda, mientras que en la salita rosa, una coqueta y femenina habitación decimonónica, se mira ante el espejo un vestido de Lydia Delgado.

El dormitorio del marqués de Cerralbo encierra prendas de estar en casa de la diseñadora Meye Maier, y su vestidor un maravillo abrigo rojo de napa de Loewe. Un vestido de plumas blancas con cuerpo bordado con flores azules y rojas realizado por Josep Font mantiene junto a la ventana una conversación con las porcelanas de Meisen y una llamativa lámpara de cristal de Murano.

Junto a los retratos de Felipe III y Margarita de Austria en la salita de caza o recibidor de invierno, descansa un delicado vestido de seda con vistosa lazada al cuello obra de Miriam Ocáriz y un jersey largo confeccionado con plumas de gallina de Guinea de Juan Duyos.

Mientras que la escalera de honor está presidida por las propuestas de Miguel Adrover y Lemoniez, en la sala de armas se refugia un vestido de Paco Rabanne, un corsé de Maya Hansen y un vestido de perlas majóricas de José Miró.

Si en el baño femenino, con bañera de alabastro, se esconde una delicada y sutil pieza cosida por Teresa Helbig, "en el masculino se refugia un vestido-casaca de Manuel Piña", indicó Modesto Lomba.

Tras dejar a un lado la habitación de las columnas, se pasa a la sala imperio en la que habita un vestido de cóctel con volumen, con el sello de Pertegaz. Como no podía ser de otra manera, las propuestas masculinas de Victorio&Luchino, David Delfín o Ana Locking se ubican en la sala de billar.

"Con la intención de corroborar que la mujer se ha incorporado al trabajo, hemos instalado en el despacho del marqués prendas confeccionadas por Purificación García y Angel Schlesser", ha detallado Cordeiro. Presidido por un abrigo rojo de Balenciaga, el luminoso y hermoso salón Chaflán sirve de escenario para mostrar los zapatos de Manolo Blahnik.

La exposición termina en el gran salón de baile, con frescos de Máximo Juderías Caballero y decorado con paneles de ágata de Granada, mármoles de los Pirineos y espejos venecianos, escenario en el que los vestidos de fiesta de Balenciaga, Elio Berhanyer, Pedro del Hierro, Sybilla, Hannibal Laguna, Josep Font, Andrés Sardá, Carmen March, Angel Schlesser, Juanjo Oliva, Amaya Arzuaga, David Delfín y Carmen March conviven en perfecta sintonía y proyectan toda su belleza.

Javier Larraínzar, Felipe Varela, Antonio Pernas, Lorenzo Caprile y Antonio Alvarado son algunos de los diseñadores ausentes en esta muestra, en la que conviven diseñadores distintas generaciones.

La intención de esta muestra, que podrá visitarse hasta el 6 de enero de 2012, es "mostrar el talento que existe en la moda española, además de mostrar al público el ayer, el hoy y el mañana de nuestra costura", ha concluido Lomba, presidente de la Asociación Creadores de Moda de España.

EFEstilo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios