El terciopelo no debe faltar en tu armario este invierno

El otoño es de terciopelo

El otoño es de terciopelo El otoño es de terciopelo

El otoño es de terciopelo

Vistió a reinas medievales y adornó durante siglos los palacios más distinguidos. En el Hollywood dorado fue el preferido de las actrices para las grandes ocasiones y, desde siempre, ha tenido un hueco destacado en la alta costura. Pero el terciopelo hace años que no tenía cabida en nuestros armarios, aunque la tónica parece que ha cambiado, y mucho, esta temporada.

El terciopelo se reinventa y llega con fuerza este otoño-invierno. Haciendo un guiño a los años 90, donde tuvo su última época dorada, este tejido deja a un lado su porte elegante para adaptarse a cualquier prenda. Ya no está pensado sólo para las fiestas y los diseños de noche sino también y sobre todo para el día a día. Y, para ello, lo mejor es combinarlo con prendas informales (ya sea un pantalón vaquero o unas zapatillas deportivas), ya que será la fórmula más segura de conseguir el contraste deseado.

A pesar de ser un tejido de difícil manteniendo tanto por la limpieza como por el desgaste, se ha colado por la puerta grande en las colecciones de este otoño invierno y, tanto las grandes firmas (desde Prada hasta Miu Miu, Versace o Roberto Cavalli) como las más comerciales lo consideran un imprescindible de la temporada. En las pasarelas, el terciopelo sigue teniendo su cuota de protagonismo en los vestidos de noche, aunque deja margen para incorporarlo al día a día, como los mullidos chaquetones de Stella McCartney. Prada, por su parte, hace una apuesta por los cortes rectos, mientras que otras como Miu Miu prefieren los vestidos de corte midi combinados con flores sobrepuestas. Valentino, en cambio, lo llena de movimiento con piezas mucho más amplias y Roberto Cavalli prefiere incorporarlo, sobre todo, a los trajes de chaqueta de aire setentero. En la línea de Cavalli se mueven también otras como Lanvin o Alberta Ferreti.

Una foto publicada por velvets (@levelvets) el

También las firmas más comerciales reservan esta temporada un sitio privilegiado para las prendas de terciopelo. Marcas como Zara, Mango, Asos, Massimo Dutti o Bershka hacen una apuesta por este tejido en sus respectivas colecciones, abriendo el abanico a una gran variedad de prendas. La mayoría no reserva el terciopelo para los vestidos de noche o los blazers, sino que lo emplean también en pantalones, faldas, tops, sudaderas o bodys, dejando así abierta una puerta a la hora de combinarla con prendas menos vistosas, como la lana o los jeans.

Una foto publicada por MANGO (@mango) el

La fiebre por el terciopelo no acaba en los escaparates de moda sino que se amplía también al mundo de los complementos y el calzado. Las mismas firmas low cost, desde Zara a Mango pasando por Massimo Dutti, incluyen en sus catálogos complementos elaborados con terciopelo, desde la mochila azul y los botines de Zara hasta el bolso de fiesta o los colgantes de Mango. Los hay más atrevidos, como Topshop, que ha creado una colección de gafas forradas de este material. También esta firma tiene su propio calzado de terciopelo, siguiendo a otras marcas más exclusivas como Alberta Ferretti o Dries Van Note.

Una foto publicada por MBAKOP (@turbantes_mbakop) el

Las celebrities -desde Kendall Jenner con su abrigo de Souci hasta Cara Delevingne con su mono de Balmain o Emily Ratajkowski con su traje de chaqueta de Roberto Cavalli- ya han abierto las puertas de sus armarios para dar cabida a esta tendencia otoñal y, a buen seguro, los demás terminaremos pronto haciéndole un hueco en los nuestros a una de estas prendas.

Artículo publicado por I. Brea para los diarios del Grupo Joly

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios