La bandera de España protagoniza diseños en diferentes marcas relevantes

De la política a la moda

Ágatha Ruiz de la Prada junto a Pedro J. Ramírez en la boda de los Reyes. / AGENCIAS Ágatha Ruiz de la Prada junto a Pedro J. Ramírez en la boda de los Reyes. / AGENCIAS

Ágatha Ruiz de la Prada junto a Pedro J. Ramírez en la boda de los Reyes. / AGENCIAS

Los acontecimientos sociales también tienen su inmbricación en el mundo de la moda. No hay que olvidar que a pesar de ser una industria que como tal persiga objetivos económicos, no deja de tener un tinte artístico. De esta forma, las colecciones o los atuendos escogidos para determinadas ocasiones constituyen a veces un mensaje. Las situación que se está viviendo en el país sirve como baza para defender estos mensajes. Así Cristina Cifuentes, aprovechando su aparición pública durante la celebración del día de la Hispanidad, complementó su vestido azul pavón con un bolso con la bandera de España y serigrafiado con sus iniciales.

La creación de la Presidenta de la Comunidad de Madrid es de la firma Bags and Me, marca que dirigen Adriana Arranz Sobrino y Cristina Lourdes Chaves, que tras el anuncio inesperado de Cifuentes se han visto desbordadas por la cantidad de pedidos solicitados.

Del mismo modo, es reseñable la aparición de la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada en la boda de la Infanta Elena. Republicana confesa apareció vestida con un vestido de color amarillo y rojo a modo de bandera catalana. Más tarde, en otra boda real, la de los actuales Reyes, Felipe y Letizia, escogió los mismos colores con un toque de morado en el centro de un corazón (uno de los emblemas de la marca), y guiño indiscutible al sentimiento político antimonárquico.

No es la primera vez que los diseñadores escogen los colores de las banderas para transmitir un mensaje. En Reino Unido la Union Jack ha protagonizado muchos de los diseños de sus firmas más emblemáticas. En el caso español, la unión de los dos colores de nuestro emblema es algo más complejo de encontrar debido a la carga ideológica que hasta el momento se le había impuesto a la bandera. No obstante, poco a poco se está desvinculando de este "negativismo" impuesto y se está empezando a normalizar el uso del rojigualda en diferentes ámbitos a los que se les ha visto hasta ahora.

El último de los diseñadores en sumarse a la tendencia de enseñar con orgullo los colores patrios ha sido Demna Gvasalia, director creativo al frente de Balenciaga, histórica firma española que presentó en la pasada Semana de la Moda de París una colección en la que la bandera española fue la protagonista.

Del mismo modo, aunque no literalmente con la bandera otros diseñadores y artistas se han inspirados en multitud de ocasiones en lo español. Este es el caso de firmas como Saint Laurent o Dolce&Gabbana que hace unas temporadas lanzó una colección de inspiración claramente torera y flamenca.

Setefilla R. Madrigal

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios