Cómo pasar la Navidad sin acabar con varias tallas más

¿Se puede evitar ganar unos kilos en Navidad?

¿Se puede evitar ganar unos kilos en Navidad? ¿Se puede evitar ganar unos kilos en Navidad?

¿Se puede evitar ganar unos kilos en Navidad?

Estamos en Navidad, extensas reuniones familiares y de trabajo donde la comida es la gran protagonista. Almuerzos y cenas copiosas inundan estos días las mesas de muchos, pero, ¿es posible no engordar en estas fechas?

La tentación acecha en cada esquina y es inevitable llegar al 7 de enero sin haber comido algún dulce, haberse tomado una copa o haber repetido más de un plato. Pasar la Nochebuena y el Año Nuevo sin sentirse hinchado es posible, pero hay que concienciarse para ello.

El truco reside en "la porción pequeña" o "plato pequeño", según explica el endocrinólogo del Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga, José Manuel García. "Uno puede ir a una cena navideña y probar todas las comidas, pero en vez de ponerse un plato gigante, servirse varios platos pequeños, que dan incluso la sensación de que ha comido más y eso permite disminuir la cantidad de alimentos", argumenta.

Sin embargo, resistirse ante los tradicionales platos de Navidad que se exhiben en las mesas es difícil y muchas veces se olvida eso de ponerse sólo una mínima porción de ensaladilla rusa y se acaba por comer seis croquetas en vez de una. Por ello, existen más trucos para mantener la línea navideña y se basan en comer frutas y verduras, que son los grandes aliados de las dietas en Navidad.

El doctor García asegura que es bueno comenzar las comidas con verduras y así saciar el apetito con alimentos poco energéticos para enfrentarse a la mesa con menos hambre. Este endocrinólogo recomienda también tomar un trozo de fruta antes de sentarse con la familia a cenar y así evitar la aglomeración de calorías ya que, según alerta, "es fácil juntar en una cena más de 1.500 calorías, que es el gasto de una persona en todo el día". Entre tantas normas se encuentra la trampa porque, según este experto en nutrición, para aquellas personas que gocen de buena salud "descuidarse una semana" no les repercutirá.

Donde hay que poner la atención es en los pacientes que padecen diabetes o algún problema metabólico porque, en palabras de García, "en estas fechas se suelen omitir los tratamientos y hay que mantenerlos". Además, el endocrinólogo habla de alcohol y dulces, las grandes estrellas de estas fechas, y asegura que "en números" el alcohol equivaldría a un 3,7 en la tabla de los hidratos y los dulces a un 9. "Una cerveza de 200 mililitros supone 80 calorías, pero 200 gramos de dulce equivalen a 600 calorías", explica el doctor.

En cuanto a las razones de engordar en Navidad más que en cualquier otra época del año, García argumenta que esto se debe a la ingesta de "alimentos con más valor energético" y añade que "los hombres engordan cuatro kilos de media, y dos las mujeres". Como dato curioso, el endocrino apunta que las diferencias de peso también se dan por zonas geográficas y afirma que son las zonas de Baleares y Castilla y León donde más peso se coge en estas fiestas. Pero ante esta situación, García también ofrece soluciones para los que no pueden evitar la tentación y cogen peso en Navidad y asegura que la clave es volver a la dieta mediterránea, trabajar el esquema del plato, la mitad de lo que se coma debe ser verdura, y aboga por el ejercicio físico.

ANDREA DÍEZ (EFE)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios