La reina Letizia ha escogido para varios eventos vestidos e flores de Zara

La reina Letizia apuesta por los vestidos de flores low cost

Letizia Ortiz durante una reunión del Patronato de la Fundación Príncipe de Girona en en año 2011. / AGENCIAS Letizia Ortiz durante una reunión del Patronato de la Fundación Príncipe de Girona en en año 2011. / AGENCIAS

Letizia Ortiz durante una reunión del Patronato de la Fundación Príncipe de Girona en en año 2011. / AGENCIAS

La reina Letizia se ha vuelto una apasionada por los vestidos estampados de flores, y además de Zara. En septiembre sorprendió con uno y ayer volvió a apostar por un look similar. Para recibir en el Palacio de la Zarzuela a dos entidades, la Asociación de Mujeres y Familias del Medio Rural (AFAMMER), que cumplía 35 años desde su fundación, y a la Alianza Iberoamericana de Enfermedades Raras o poco frecuentes (ALIBER). Letizia optó por un vestido de largo midi, con mangas abullonadas y cuello redondo de flores, de tonos ocres y verdes y cierto aire vintage, confeccionado en viscosa y que puede adquirirse por 49,95 euros y que es una de las novedades de esta temporada de la firma.

La nueva era de las consortes en los palacios europeos está logrando cambiar la vertiente o los gustos a la hora de vestir.

Un atuendo perfecto para el otoño y estos días de entretiempo para el que la reina Letizia ha escogido unos salones en color marsala de Magrit, un tono que vuelve a ser tendencia esta temporada.

La ropa de calle, que se puede permitir cualquier ciudadano de a pie, es una de las propuestas recurrentes no sólo en nuestra monarca, sino también en Catalina de Cambridge o en Máxima de Holanda. Eso sí, como premisa básica la apuesta por las marcas patrias. Mientras Doña Letizia se decanta por firmas como Zara, Mango, Massimo Dutti, Kate Middleton se decanta por firmas de impronta inglesa como Topshop, L.K Bennet o complementos de Accessorize.

Una costumbre que deja claro que a pesar del papel que representan a nivel nacional no dejan de ser mujeres reacias a perder su esencia y estilo, que lejos de citas más oficiales puede ser más deliberado que en épocas anteriores.

Un guiño además a marcas que a pesar de no ser de lujo suponen un gran influjo económico y estético para determinados países como en el caso de Inditex en nuestro país.

Wappíssima y Pasarela

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios