Nueva colección anual Métiers d'Art de Chanel: París-Roma 2015/2016

El viejo Lagerfeld

Imágenes: Giorgio Onorati (EFE) Imágenes: Giorgio Onorati (EFE)

Imágenes: Giorgio Onorati (EFE)

Una plaza con un quiosco de música, al final de una calle empedrada con un cine que exhibe un ficticio Rendez-vous á Rome, una floristería, una boca de metro, una frutería, una panadería y varios cafés, todos en varios tonos de gris que evocaban un París intemporal sirvieron de decorado para la presentación de la nueva colección anual Métiers d'Art de Chanel, este año bautizada como París-Roma 2015/2016, un show en el que Karl Lagerfeld ha fusionado la esencia del cine francés con el italiano como sólo él sabe hacer.

El director creativo de la maison, que en esta ocasión estuvo acompañado de dos de sus musas, la actriz Kristen Stewart y la princesa Carolina de Mónaco, que ocuparon el front row, quiso recrear en el histórico Teatro numero 5 de Cinecittá, donde Federico Fellini rodó Ocho y Medio y La dolce vita, un París en blanco y negro para exhibir una colección que rinde homenaje a la moda artesanal.

Una colección inspirada en la paleta cromática del "otoño tardío parisino", con los colores fetiche de Chanel: negro, beis, crema, gris y azul marino, con pinceladas de marrones, ocres, naranjas y capuccino. El tweed, el mohair, el cachemir, la lana bouclé, el cuero, el jersey y el terciopelo se combinaron en diversas propuestas con encaje, crepés de seda, chiffon y georgette y hasta celuloide trenzado.

Por las calles de este París en el que se respiraba Fellini, Lagerfeld hizo desfilar sus patrones más icónicos. Tailleurs chemise y plisados, así como plumas pintadas con motivos que evocaban el mármol travertino romano. Para la noche, esta línea de media-costura apuesta por una silueta ultrafemenina, a decir de la casa, "fluida y delicada": negligés de encaje bordados con tul, vestidos-faja en terciopelo plisado y camisones en crepé georgette y en encaje de guipur.

Pero hubo más. Además de este pase inspirado en la estética de principios del siglo XX, el Káiser aprovechó su presencia en los legendarios estudios romanos, el Hollywood del Tíber, para presentar un corto protagonizado por Kristen Stewart y Geraldine Chaplin, One and forever, un trabajo audiovisual dirigido por el diseñador y director de 82 años en el que se cuenta una breve historia que gira alrededor de un rodaje en el que Stewart y Chaplin interpretan a la legendaria creadora de Chanel, Coco.

"Es único y genial, es de verdad un auténtico genio. Es un creador impresionante, es mucho más que moda, estilo... y es director de cine además, he hecho cuatro películas con él y es impresionante", dijo Chaplin sobre Lagerfeld. Un Karl en su enésima versión, quizá la más vintage.

Disfruta de las mejores imágenes de la pasarela pinchando aquí

Gema Amil

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios