Aforo

Buen augurio para la cosecha de cítricos

  • Se espera un aumento de la producción del 12% de media sobre la del año pasado. El consumo doméstico creció un 5% en volumen y un 17% en valor

Embalaje de los cítricos en la planta de tratamiento. Embalaje de los cítricos en la planta de tratamiento.

Embalaje de los cítricos en la planta de tratamiento.

El sector citrícola se está moviendo en campañas cortas de producción, con mejoras en valor y buen volumen en exportaciones a la UE, en detrimento de mercados exteriores. Se espera una cosecha de 6,93 millones de toneladas, según el aforo realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con información suministrada por las comunidades autónomas.

Las previsiones anunciadas por la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, apuntan a que la cosecha será un 12% superior a la de la campaña precedente, que fue muy corta, y un 5% por encima de la media. Respecto de la media de los últimos años, se esperan descensos del 1% para naranja y del 3% para pomelo y ascensos del 12% para pequeños cítricos y 8% para el limón.

En cuanto al balance de la campaña 2019/2020 recién concluida, las últimas estimaciones sitúan finalmente la producción en 6,2 millones de toneladas, un 18% por debajo de la 2018/19, que fue récord, y un 9% por debajo de la media de las cinco precedentes y la más baja desde la campaña 2015/16.

Como dato positivo se constata que el comercio ha mostrado un gran dinamismo, sobre todo a partir del inicio de la pandemia, al ser los cítricos una fruta de fácil conservación y durabilidad, además de aportar cualidades muy saludables. El consumo doméstico, con datos hasta mayo, ha registrado un incremento acumulado en volumen para todos los cítricos del 5,1%, que se eleva al 17% en valor. Significativo ha sido el aumento del consumo de limón, que ha crecido un 11,2% en el acumulado anual.

Las exportaciones españolas en el primer tramo de la campaña, de septiembre a marzo, se han mantenido en niveles ligeramente inferiores a los de la anterior, con un descenso del 3,4% y a los de los años medios con una caída del 3,7. No obstante se aprecia un incremento del valor del 19% respecto a la pasada campaña debido al aumento de los importes unitarios.

Creció el consumo nacional

A pesar del descenso productivo, del notable crecimiento del consumo nacional y de las dificultades logísticas derivadas de los requisitos sanitarios impuestos por la pandemia, el Ministerio destaca que España ha sido capaz de suministrar cantidades muy importantes de cítricos a la UE, como lo demuestra el casi medio millón de toneladas exportado en el mes de marzo, que constituye un récord para dicho mes. Sin embargo, las exportaciones a países terceros se han reducido notablemente ante la creciente demanda experimentada por nuestro principal mercado : la UE.

En este contexto de mercado, los precios percibidos por los agricultores han sido muy superiores a los de campañas anteriores, habiéndose producido incrementos muy significativos sobre todo en las primeras semanas de la pandemia. En el caso de la naranja, por ejemplo, el precio medio de campaña en campo se ha más que doblado respecto a 2018/19, situándose un 40% por encima del medio de las cinco campañas precedentes.

Durante el mes de mayo las cotizaciones triplicaron el valor de ejercicios anteriores. Asimismo, la cotización media registrada a salida de central de acondicionamiento ha tenido un comportamiento similar. En el caso concreto de Andalucía en el periodo de octubre a junio, las exportaciones de naranja se han reducido un 7% en volumen y se han incrementado un 7% en valor, respecto al mismo periodo de la campaña anterior.

Las exportaciones comunitarias siguen creciendo en detrimento de las de terceros países

La tendencia mensual de las exportaciones al mercado europeo es similar a la de la pasada campaña, con valores ligeramente superiores en los dos primeros meses, un importante aumento en marzo y un descenso significativo en mayo y junio, destacando las exportaciones extracomunitarias, por sus altibajos y descenso desde marzo, respecto a la campaña anterior, según los datos del Observatorio de Precios y Mercados. Las naranjas durante los primeros 9 meses de campaña representan el 78% de las exportaciones citrícolas.

En cuanto a las mandarinas, las exportaciones de se han reducido un 4% en volumen y se han incrementado un 28% en valor. Las exportaciones al mercado europeo han tenido una tendencia similar a campañas anteriores, resaltando el aumento de ventas en el mes de octubre y enero, y un notable descenso en abril y mayo, respecto a la campaña anterior. Las mandarinas representan el 12% del volumen de las ventas.

Y las exportaciones de limón se han incrementado un 12% en volumen y un 31% en valor. La tendencia mensual de las exportaciones al mercado europeo es similar a la campaña pasada, con un aumento en los meses de octubre, noviembre y febrero, destacando marzo y abril. Las exportaciones extracomunitarias son poco representativas.

El sector teme la entrada de plagas de terceros países y pide medidas a la UE

El sector está muy afectado por la posible entrada de plagas a través de las importaciones que hace la UE a otros países. De hecho, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) reclama la activación por parte de la Unión Europea de medidas adicionales y eficaces en las importaciones de cítricos, pues considera que las actuales “se muestran insuficientes para contener la entrada de posibles daños sobre el futuro de nuestras producciones citrícolas”.

Limones en una explotación citrícola de Huércal Overa. Limones en una explotación citrícola de Huércal Overa.

Limones en una explotación citrícola de Huércal Overa.

COAG expresa su más absoluta indignación y rechazo por la situación de las importaciones de cítricos contaminados en la UE procedentes de países terceros y cree “es especialmente preocupante la operativa que tiene lugar en el sector del limón y las importaciones desde países como Argentina, que acumula casi 60 interceptaciones de plagas de cuarentena, muy por encima de los datos de años anteriores”.

Explica que ese país se autoimpuso la prohibición de exportar cítricos al mercado europeo a partir del 1 de julio, tras las citadas interceptaciones y reconociendo el serio problema que afrontan, y es ahora paradójicamente cuando la UE se plantea prohibir las importaciones de este país para esta campaña. Pedro Gomáriz, responsable estatal de cítricos de COAG critica esta tardanza en reaccionar y reclama que “las medidas deben ser inmediatas, contundentes y eficaces para proteger nuestros cultivos de daños irreversibles provocados por plagas o enfermedades y además, deben mantenerse para futuras campañas, en tanto en cuanto no se asegure que no hay problemas, tanto de éste como de otros orígenes”.

Importadores

Advierten que las empresas importadoras además están introduciendo producto por otros puertos europeos, no españoles, con inspectores con menor experiencia, interés o preocupación por las consecuencias de la entrada de una plaga para los cultivos, aunque en muchas ocasiones el producto acaba siendo manipulado en almacenes de las propias zonas de producción en España, por empresas españolas, supuestas defensoras de nuestra citricultura.

COAG considera que las fronteras de la UE son un coladero para las importaciones y las plagas y enfermedades de los cítricos, pero también de aquellos que introducen el producto en Europa y ponen en peligro la sanidad de nuestras plantaciones. “Los limones no se importan solos.

Hay empresas del comercio y la distribución, en muchos casos erradicadas en nuestro país, que los traen desde muy lejos y revientan nuestros mercados, poniendo además en riesgo la viabilidad de nuestras explotaciones, que cada año se ven más atacadas por nuevos problemas fitosanitarios importados por estas empresas”, ha señalado Pedro Gomáriz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios