Finanzas

Coexphal respalda la labor de El Ejido contra el chabolismo

  • La organización aplaude al ayuntamiento en su lucha contra los “asentamientos ilegales” porque “dañan la imagen de la agricultura”

Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, junto a Juan Antonio González (presidente) y Juan Colomina. Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, junto a Juan Antonio González (presidente) y Juan Colomina.

Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, junto a Juan Antonio González (presidente) y Juan Colomina.

La Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (Coexphal) ha respaldado el trabajo que realiza el Ayuntamiento de El Ejido (Almería) para acabar progresivamente con el chabolismo y los “asentamientos ilegales” que se dan en diferentes puntos de la provincia y que “dañan la imagen de nuestra agricultura”.

En declaraciones a Europa Press, el gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández, ha recordado que la junta directiva se ha mostrado anteriormente contraria a este tipo de asentamientos. “Como a cualquier ciudadano, no nos gustan, pero no nos gusta tampoco que lo relacionen con la agricultura”, ha expresado. Fernández ha defendido el papel de los agricultores, quienes “dan trabajo a los inmigrantes” que mayoritariamente ocupan dichos asentamientos, aunque con “mala fe” se les haga ver como los “culpables” de la situación.

“Es un problema que no es nuestro, que es de la administración y de las legislaciones que tenemos y le pedimos a los políticos que vayan tomando medidas para ir solucionándolo poco a poco”, ha dicho antes de reconocer la labor de algunos municipios al respecto.

En este sentido, ha destacado el trabajo “sin ruido mediático” realiza “durante bastante tiempo” desde el Ayuntamiento de El Ejido para acabar con los asentamientos. “Intentar quitar todo aquello que sea ilegal de tu municipio es una responsabilidad grande del Ayuntamiento y en este sentido, lo están haciendo con los permisos y con órdenes judiciales”, ha valorado.

Así, y pese a las críticas efectuadas por las ONG tras conocerse el próximo desmantelamiento de 120 chabolas en Chozas de Redondo, Fernández ha señalado que se “están haciendo las cosas bien”, toda vez que les consta “por terceros y por el propio Ayuntamiento” que “están teniendo un cuidado especial” a la hora de dar cada paso y asegurar los realojos.

“Poco a poco van desmontando aquellos asentamientos, que son ilegales, y dando ubicación a las personas que están utilizándolos”, ha afirmado el gerente de la asociación de productores, para quien “hay que sensibilizar a la Administración para que tome cartas en el asunto y proteja a nuestra economía”. “Lo que tenemos que hacer entre todos es ayudar a la administración, ayudarla y concienciarla”, ha reiterado a la hora de velar por la imagen del campo.

Acciones legales

Coexphal ya acordó a finales del pasado mes de agosto llevar a cabo las acciones que legalmente estuvieran en su mano para resolver la situación de chabolismo, por lo que inició consultas sobre la pertinencia de iniciar “procedimientos administrativos en su caso, si no se adoptan medidas a lo largo de los meses que le quedan al presente año”.

Para la entidad, la “insostenible” situación derivada de la existencia de poblados de chabolas que se reparten por la provincia de Almería está vinculada a la “inacción” al respecto por parte de las autoridades.

“Esta situación es completamente incomprensible e inaceptable en un país europeo del siglo XXI. Sin embargo, su rotunda y triste realidad parece invisible para las autoridades competentes que permiten que estos seres humanos, hombres, mujeres y niños, no encuentren otro alojamiento más digno y homologable con el primer mundo”, indicaba entonces la organización en un comunicado.

Recuerda que están teniendo “un cuidado especial” a la hora de dar cada paso

Para Coexphal, “todo esto sería impensable en otros lugares no ya de Europa, sino de España como el País Vasco, Madrid o la propia capital andaluza porque la sociedad civil se habría levantado”, según apuntaron. Así, señalaron que en estos poblados “construidos y ampliados ilegalmente con materiales muy precarios, malviven como pueden personas que, en su mayoría, provienen de la inmigración ilegal”, quienes en los últimos meses se han dispersado “por la llegada de miles de migrantes que buscan en Europa una vida mejor que la que dejan atrás”.

“Cuando llegue el frío invernal no se verá aliviada su penuria. A esta inaceptable situación se suma la carencia de agua corriente, suministro eléctrico, recogida de basura y cualquier otro servicio básico”, añadieron tras haber mantenido reuniones con representantes públicos por esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios