jesús limón. gerente de mogalla

"La falta de mano de obra en el campo es un problema a corto plazo"

  • Diversificar sin abandonar el cultivo tradicional de los cítricos ha sido su filosofía, la inversión su herramienta y su hegemonía en la granada, su premio

Jesús Mogalla confirma que Europa es su principal mercado, aunque venden a Canadá, Estados Unidos y Singapur. Jesús Mogalla confirma que Europa es su principal mercado, aunque venden a Canadá, Estados Unidos y Singapur.

Jesús Mogalla confirma que Europa es su principal mercado, aunque venden a Canadá, Estados Unidos y Singapur. / M. G.

Está al frente de la empresa líder en producción de granada, y además, el gerente de Mogalla explica que pronto también van a encabezar la comercialización de esta fruta, aunque su base siguen siendo los cítricos. Y es que si algo caracteriza a esta empresa es la continua diversificación de productos y el cuidado en todas las parcelas del negocio, desde el campo hasta el destino final. Inversión y trabajo bien hecho son las claves. A continuación se detallan.

-Casi acaban de volver de Fruit Attraction, ¿qué objetivos tenían para la feria? ¿Se han cumplido sus expectativas?

"Actualmente es una realidad que a precio convencional, la agricultura ecológica nunca sería rentable"

-Sí, se han cumplido. Fruit Attraction supone para nosotros un encuentro con nuestros clientes valorando nuestra relación y potenciándola, así como contacto con nuevos que desean trabajar con Mogalla. En este sentido, hemos superado las expectativas, al haber ampliado mercado, concretado programas de venta y perfilado mejor las relaciones sobre la base de nuestra experiencia a pasado y posibilidades de futuro. Hemos estado desbordados en tiempo.

-Están recolectando ahora la granada. ¿Qué tal va a ser la cosecha?

-Observamos que el cultivo de la granada es complicado y que la oferta aumenta cada año por la entrada de nuevos operadores, lo que entiendo marcará una tendencia bajista en el mercado, no obstante deseamos que aumente la demanda. A su vez, ese incipiente aumento de demanda ha llamado a operadores turcos, egipcios, griegos e israelíes, cuya presencia antes pasaba desapercibida y no tenía tanta incidencia sobre el precio.

-El año climatológico está siendo complicado. ¿Cómo está afectando la falta de agua a las explotaciones?

-Pues depende. En cuanto a la granada y el caqui nos está favoreciendo la ausencia de lluvias, lo que hace que la calidad de estos frutos sea mayor. Lo mismo podemos decir con el pimiento o el brócoli. A los cítricos, sin embargo, no les vendría mal agua de lluvia. Con la fruta de hueso y el almendro, como entra el árbol en dormida, no nos afecta mucho la sequía. De todas formas, en líneas generales, entendemos que hace falta que llueva para el sector agrario y para los embalses que suministran agua a las fincas.

-¿Mogalla tiene una buena posición en producción de granada en nuestro país no?

-Sí, entendemos que somos el mayor agricultor de este producto y cuando entren en producción las nuevas plantaciones, también seremos el mayor operador.

-¿Qué ha supuesto para la sociedad, que partía de los cítricos, ampliar la variedad de cultivos?

"Ni nos entusiasmamos con precios altos, ni nos desesperamos con precios bajos"

-Lo que buscábamos: diversificación. Hace unos ocho años el peso de los cítricos en nuestra sociedad era bastante hegemónico, unido todo ello a que ese mercado estaba hundido, de ahí que nos planteáramos destinar hectáreas a cultivos como el albaricoquero, paraguayo, granado y caqui. A su vez, desde el año pasado hemos seguido diversificando con el cultivo del almendro, el olivo y la higuera. Todo ello sin sacrificar superficie de cítricos en el que siempre hemos creído. En la huerta, hemos seguido con la misma superficie de brócolis, tomates y pimiento, y hemos aumentado significativamente el cultivo del ajo. Somos agricultores que esperamos una media de cinco años y ni nos entusiasmamos con precios altos, ni nos desesperamos con precios bajos.

-Este año en la producción total de cítricos se ha reducido la naranja y aumentado el limón. ¿A qué cree que se debe?

-Nosotros tuvimos limones y los arrancamos porque el mercado era una ruina. Después mejoró espectacularmente, lo que explica el que haya aumentado en el sector. Es la lógica del agricultor y no siempre se acierta.

-¿Pero los cítricos siguen suponiendo el peso mayoritario de la producción y la facturación?

- Sí, sigue representando nuestra mayor facturación, aunque en el conjunto de la sociedad su peso porcentualmente ha mermado. Y ello, sin bajar nuestro volumen comercializado de cítricos, al haberlos mantenido e incluso aumentado con clementina tardía, compartiendo comercialización con otros productos nuevos.

-¿Del resto de productos que cultivan cuáles son los que están teniendo mejor aceptación?

-Cada año es diferente. Empezamos muy bien con el albaricoque y, sin embargo, venimos soportando peores precios cada año. Los cítricos llevan dos años con precios aceptables, lo que nos está ayudando bastante. Al caqui, debido al exceso plantado y su oferta creciente, no terminamos de verle mucho futuro. La granada la vemos estable con una ligera tendencia a la baja. Este año hemos apostado por el olivar, el almendro y la higuera, sin que sepamos su comportamiento en precios cuando la arboleda entre en producción. En el ajo, el año pasado fue bueno y en éste, el mercado está saturado. Y en el tomate de industria observamos una caída de precios.

-Han tenido una expansión muy rápida en poco más de una década ¿cómo se consigue eso?

-Invirtiendo mucho tanto en el campo, como en almacenes para la confecciones de fruta, en la huerta y con políticas de fuerza de ventas.

-¿Y qué problema inmediato le preocupa?

"La ausencia de lluvias nos favorece para el caqui, la granada, el pimiento y el brócoli"

-Venimos observando un gran problema a muy corto plazo con la mano de obra en el campo, porque cada vez es más escasa. Ya el año pasado detectamos problemas cuando nunca lo habíamos tenido y entiendo que cada año, si no se soluciona con inmigrantes, la cosa irá a peor.

-Sobre exportación, ¿venden en más mercados además de los europeos?

-Sí, hacemos Canadá, Estados Unidos, China y Singapur. No obstante, el mercado más representativo nuestro sigue siendo Europa.

-¿Y sobre las técnicas de recolección?

-Una de las razones por las que nos hemos decantado por el almendro y el olivar es por realizaras su recolección mecanizada. La recolección del resto de productos, salvo el tomate, es manual. En el ajo invertiremos este año en máquinas cortadoras y arrancadoras de ajos, ya que este cultivo depende exclusivamente de los trabajadores rumanos cada vez más escasos por el crecimiento de su país.

-¿Hacen cultivo ecológico o tienen previsto hacerlo?

-Siempre está este tema sobre la mesa y no terminamos de hacerlo por la diferencia de rentabilidad debido a la mayor producción de la agricultura convencional frente a la ecológica, cuyo mayor precio no termina de compensar el menor rendimiento que se obtiene. Con independencia de que cada vez la agricultura convencional se acerca más a la ecológica por el recorte de fitosanitarios que padecemos por seguridad alimenticia, ese mercado podrá tener un futuro que hoy no tiene y que actualmente está reservado a capas sociales con nivel adquisitivo alto. Tampoco, hoy por hoy, es un mercado fácil y de volumen. A precio de convencional, la agricultura ecológica no sería nunca rentable.

-¿Qué retos se han marcado para el próximo año?

-Sacar adelante las nuevas plantaciones, mejorar nuestras instalaciones pensando en cuarta gama de granadas (arilos o desgranado) y en ajos pelados, así como seguir haciendo fuerza de ventas en el resto de productos, mejorando clientes, manteniendo los buenos y ampliando mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios