La Voz Invitada Biofruitnet: el avance hacia el camino correcto

  • Se incluye en el programa de innovación e investigación Horizonte 2020 de la UE

Miembros del proyecto Biofruitnet. Miembros del proyecto Biofruitnet.

Miembros del proyecto Biofruitnet.

En estos momentos convulsos el mundo se enfrenta a una pandemia que ha generado una situación sanitaria, económica y social sin precedentes que está causando mucho daño a todos. En estas circunstancias, tan negativas para la humanidad, se nos ha mostrado con diversos ejemplos las consecuencias positivas de parar nuestra actividad para la naturaleza y para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que aceleran el cambio climático.

Nuestro sistema económico, y me refiero a nivel mundial, basado en la inmediatez de beneficios no solo perjudica a nuestro entorno, sino también a nosotros como personas. Justo ahora, en este periodo en el que a muchos le parece inoportuno, la Comisión Europea hizo pública su propuesta de estrategia del “Campo a la mesa” (Farm to Fork o F2F en inglés) para cambiar la estrategia alimentaria de la Unión Europea.

Esta estrategia se centra en determinar cuáles son los objetivos para el sector agroalimentario que contribuirán a lograr las 50 acciones contra el cambio climático establecidas en el Pacto Verde (Green Deal) que convertirían a Europa en el primer continente climáticamente neutro para 2050.

Se trata, por tanto, de una estrategia a largo plazo, más allá de las capacidades de los mandatos políticos. Personalmente no veo un momento mejor ¿a qué hay que esperar?, debemos reaccionar y reconducir nuestras actividades económicas en la dirección correcta.

Uno de los puntos estratégicos que definen esta propuesta para una producción sostenible de alimentos es el incremento de la producción ecológica hasta el 25% de la superficie agraria útil europea para el 2030. Ecovalia, la asociación profesional española de la producción ecológica, siempre ha contribuido al desarrollo del sector; no en vano llevamos casi 30 años trasladando a los productores y elaboradores los conocimientos científicos para su aplicación práctica.

Los escasos fondos dedicados la investigación en producción ecológica suelen suponer muchas dificultades para lograrlo. Para acceder más fácilmente a esos conocimientos y poder trasladarlos hemos complementado nuestros programas de formación y divulgación apostando por participar en proyectos internacionales, teniendo la oportunidad de acceder a los conocimientos más novedosos de cada temática y ampliando el contacto con organizaciones e investigadores alineados con nuestros objetivos para ese desarrollo profesional del sector ecológico. De aquí nuestra involucración en el proyecto Biofruitnet.

Fruticultura ecológica

¿Por qué la fruticultura ecológica? Por nuestro constante seguimiento detectamos que la fruticultura es uno de los cultivos que más aumenta, tanto en importancia económica dentro de la producción ecológica como en número de hectáreas (19% en 2018 y 17% en 2019) suponiendo en estos momentos 32.123 hectáreas a nivel estatal.

La existencia de una problemática en la gestión de plagas y enfermedades, cada vez más complicada debido a la aparición de nuevos enemigos y que se agrava por los efectos del cambio climático en estos cultivos, hace necesario contar con todos los conocimientos posibles para poder resolverlo.

De esto trata Biofruitnet, enmarcado dentro del programa para la investigación e innovación Horizonte 2020 financiado por la Unión Europea, que tiene como objetivo fortalecer la competitividad de la producción de las frutas ecológicas.

Tanto los agricultores ecológicos como los asesores, investigadores y estudiantes relacionados con la producción ecológica se van a ver beneficiados de los resultados de este proyecto, que pretende poner al alcance de todos la información disponible y adaptada a sus necesidades para combatir plagas y enfermedades.

"Además de Ecovalia, el proyecto cuenta con 15 socios de 12 países europeos"

Los agricultores ecológicos y asesores tendrán acceso a las últimas investigaciones científicas que pueden resolver problemas que aún estaban pendientes.

Los investigadores tendrán opciones en el futuro de trabajar sobre aquellos aspectos en los que aún no existan soluciones, puesto que se van a trasladar a la Comisión Europea estos resultados, con el fin de que se habiliten los recursos para su investigación.

Y los estudiantes tendrán a su alcance, en forma de productos formativos y distintos materiales, las mejores opciones para gestionar plagas y enfermedades derivadas, tanto de la práctica como de los últimos conocimientos científicos.

Además, las redes ya existentes que cuenten con la fruticultura ecológica entre sus temáticas se van a ver reforzadas por la acción de este proyecto, que tratará de potenciarlas a través de la conexión con otras que estén en funcionamiento con los mismos fines.

El proyecto Biofruitnet, además de Ecovalia, cuenta con 15 socios más que representan a 12 países europeos. Entre los socios hay: siete organizaciones técnicas y de investigación, tres asociaciones de agricultores ecológicos de las que forman parte Naturland como coordinador del proyecto y Ecovalia como responsable de la comunicación y diseminación, dos universidades, dos organizaciones de asesoramiento, una asociación coordinadora europea y una pyme involucrada en la innovación.

Toda la información sobre estos socios, así como la evolución del proyecto pueden seguirse a través de la web www.Biofruitnet.eu traducida a 10 idiomas, incluido el español, así como de las distintas redes sociales (LinkedIn, Facebook, Twitter y YouTube).

Los interesados en colaborar y recibir información de este proyecto deben dirigirse a ecovalia.international@ecovalia.org y participar en el cuestionario abierto hasta el 30 de septiembre con el que se están recopilando las prácticas más frecuentes y los problemas sin resolver que más interesan a los productores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios