La Voz Invitada

Teledetección para el cultivo del cereal

  • Una herramienta on line usa los datos de los satélites Sentinel de la Agencia Espacial Europea

Imagen de un campo de cultivo, obtenida desde un satélite, en la que se aprecian distintos colores de las parcelas. Imagen de un campo de cultivo, obtenida desde un satélite, en la que se aprecian distintos colores de las parcelas.

Imagen de un campo de cultivo, obtenida desde un satélite, en la que se aprecian distintos colores de las parcelas.

El Ministerio de Agricultura resolvió en agosto de 2018 la concesión de la subvención para la creación del grupo operativo supra-autonómico denominado “Tecnologías de la Información Geográfica aplicadas al sector Agrario” (Agrotig), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural y en relación a la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola (AEI-AGRI), en colaboración también con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El grupo Operativo Suprautonómico Agrotig, en el que trabaja Asaja Córdoba, se creó con el objetivo de fomentar la implantación de las tecnologías de la información geográfica en el sector agrario. Para ello, elaboramos una herramienta online que integra los datos de los satélites Sentinel de la Agencia Espacial Europea y los obtenidos por sensores aeroportados en vehículos no tripulados.

La tecnología de este novedoso proyecto se basa en modelos complejos que simulan cómo la luz se comporta a través de las plantas permitiendo utilizar toda la información espectral proporcionada por el satélite «Sentinel 2» con el fin de obtener estimaciones de la biomasa foliar del cultivo o su concentración de clorofila.

Con ello, se pretende reducir consumos en la agricultura de secano anticipándose a cualquier problema, haciendo un uso racional de sus medios, a través de un servidor al que el agricultor podrá acceder para observar la foto real de su parcela.

Esta herramienta ayudará a la toma de decisiones para el uso eficiente de los recursos en agricultura (fertilizantes, herbicidas, agua, etcétera) permitiendo un uso localizado de los insumos, integrando los datos en las máquinas de distribución variable, con el consiguiente ahorro de recursos y mejora de la calidad ambiental.

Por ejemplo, permite ahorros de consumo y costes que rondan el 35% en cultivos de secano, así como una reducción del uso de fertilizantes y ventajas desde el punto de vista medioambiental y productivo.

Facilitar el uso

De este modo, nuestro objetivo es dar la posibilidad a cualquiera de empezar a utilizar la teledetección para el seguimiento de cultivos de cereal, por lo que se pretende diseñar y poner en marcha una herramienta, en forma de servidor cartográfico web, para el seguimiento de cultivos de cereal por teledetección, que permita detectar e intervenir de forma temprana anomalías en la producción.

Dentro de las actividades programadas por el Grupo se encuentran también demostrar a los actores locales la capacidad práctica de la teledetección para un uso más eficiente de los recursos y la formación a los técnicos para el uso de esta tecnología.

En Agrotig, usamos todo el saber hacer existente mediante modelos físicos y de cultivo para estimar el estado biofísico del cultivo y sus necesidades.

Igualmente, desarrollamos productos cartográficos, cuantificando la biomasa foliar, la concentración de clorofila y nitrógeno en planta, así como la evapotranspiración real del cultivo.

Es importante destacar la mejora ambiental que pude producir la aplicación de este proyecto que también minimiza los efectos que el lavado de nitratos podría producir en los acuíferos.

También, el seguimiento semanal de los cultivos facilita la detección de anomalías en la producción relacionadas con daños y enfermedades para su corrección y control integrado de plagas, con la aplicación de productos fitosanitarios en el momento y dosis adecuada, permitiendo además compartimentar la parcela en distintas áreas de tratamiento diferencial.

Margen económico

En definitiva, pretendemos que sea una herramienta abierta y que cualquier agricultor pueda acceder a la cartografía de sus parcelas y obtener los informes y la evolución del cultivo, así como mejorar los escasos márgenes económicos de la agricultura cerealista de secano.

Para la interpretación de los datos se dispone de una aplicación web muy intuitiva, tipo Sigpac, en la que el agricultor puede acceder incluso con su teléfono móvil y ver las imágenes más recientes de su cultivo.

El desarrollo de este novedoso proyecto ha corrido a cargo de la Universidad de Alcalá, Asaja, la Universidad de Cantabria, el Instituto de Desarrollo Comunitario (IDC) y la Confederación Hidrográfica del Duero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios