Alcalá de Guadaíra

El Consistorio compra a la Iglesia el suelo de los Cercadillos por 3,4 millones

  • Este vacío urbano junto al colegio San Francisco de Paula acogerá 600 viviendas, 467 de ellas de protección oficial 

  • También se hará un gran complejo deportivo 

  • La operación se negocia desde 2008

La alcaldesa de Alcalá con concejales de su equipo en la presentación del proyecto para los Cercadillos.

La alcaldesa de Alcalá con concejales de su equipo en la presentación del proyecto para los Cercadillos. / M. G.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha cerrado un acuerdo con el Arzobispado de Sevilla para comprarle por 3,4 millones de euros una amplia bolsa de suelo de su propiedad, cerca del colegio San Francisco de Paula, que se destinará a la construcción de vivienda –con capacidad para más de 600 inmuebles, casi 470 con algún tipo de protección– y equipamiento deportivo.

Según han precisado fuentes municipales, se trata de un acuerdo que se planteó hace más de una década. En concreto, se comenzó a hablar con la Iglesia en 2008, aunque entonces las cifras que se pedían por el terreno eran mucho más altas. Finalmente, la operación se ha cerrado por esos 3,4 millones, recogidos en un convenio que ya cuenta con la firma del Arzobispo, Ángel Sainz Meneses.

El Pleno municipal aprobó este viernes la propuesta para la dotación económica de la operación, según informó el gobierno local. No obstante, el desarrollo de la zona queda pendiente de la modificación urbanística. 

Los terrenos tienen una extensión de casi 120.000 metros cuadrados y se sitúan también muy cerca del Estadio del Alcalá y el Parque de Ribera. El objetivo, según el Consistorio, es atender la demanda de los jóvenes de la ciudad y dotar al conjunto de la ciudad de una infraestructura tan demandada como la pista de 400 metros para la práctica del atletismo.

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, Ana Isabel Jiménez, destacó que “este proyecto urbanístico permitirá a un gran número de familias acceder al mercado inmobiliario en condiciones ventajosas, al tiempo que completamos la dotación deportiva de la ciudad con una pista de atletismo que es muy demandad por nuestros deportistas y que viene a complementar el espacio natural de nuestras riberas con esta dotación”

El terreno se destinará a uso residencial, deportivo y de servicios. Albergará 600 viviendas de las cuales 464 serán protegidas con prioridad para los jóvenes y 137 en régimen libre. El acceso a la vivienda, sobre todo de los jóvenes es una de las prioridades del equipo de gobierno. Ya hay, de hecho, otra promoción de viviendas protegidas en marcha en la Avenida Santa Lucía.

En conjunto se destinan 55.000 metros cuadrados para viviendas y 63.000 para usos deportivos, dotaciones y sistemas generales.

Además en esta parcela se construirá una pista de atletismo de 400 metros, una dotación muy demandada por los deportistas alcalareños y que aquí tendrá el lugar idóneo, en un espacio cercano a la ribera del río. La zona se completará con diversas infraestructuras y servicios para una zona de la ciudad que se encuentra en expansión. Además se creará un nuevo acceso a los parques de ribera que serán de esta forma más permeables en este extremo del tramo urbano del río.

La inversión económica realizada por el Ayuntamiento se hace con cargo al patrimonio municipal de suelo por lo que no supone una reducción del presupuesto ordinario. Pero además la cantidad acordada con el Arzobispado tendrá retorno económico para el Ayuntamiento mediante las compensaciones que realicen los promotores que desarrollen el suelo cuando termine el proceso de urbanización, según subraya el gobierno local. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios