Alcances

Alcances abre con un guiño a su edición fallida

  • El documental cubano 'Hanoi, martes 13', censurado en 1968, inaugura esta noche la 40 edición de la Muestra

Igual de persistente que fuera en sus años de lucha cultural por Cádiz Fernando Quiñones, creador de Alcances, el documental cubano Hanoi, martes 13, que sufrió en 1968 la rigidez de la censura franquista cuando estaba llamado a ser la primera película del primer Alcances, vuelve a llamar a la puerta de la Muestra Cinematográfica del Atlántico para, 40 años después, abrir la nueva edición del festival gaditano, que se inaugura esta noche, a las nueve, en el Gran Teatro Falla.

La proyección del documental que Santiago Álvarez realizara en Cuba en 1967 irá precedida de un acto que se antoja de justicia: se hará entrega de la Caracola de Honor de Alcances a Nadia Consolani, viuda de Fernando Quiñones, en lo que será un reconocimiento a su trabajo y dedicación en favor de esta Muestra que ideó como una manera de impulsar el entonces endeble panorama cultural del Cádiz de la dictadura. El galardón será entregado por Asencio Salas, "como representante del público fiel por el que la Muestra siempre se ha caracterizado", según se detalla desde la organización. Estará acompañado de un miembro del equipo municipal de gobierno, que cubrirá así la ausencia de la alcaldesa de la ciudad y del concejal de Cultura, ambos de viaje oficial en Colombia.

Tras este acto, y después de unas breves proyecciones sobre Alcances, el público que acuda al Falla podrá ver por fin, 40 años después del fallido primer intento, Hanoi, martes 13, de Santiago Álvarez (1919-1998), un fiel exponente del movimiento documentalista surgido en la isla caribeña tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro.

La excusa que adujo entonces la autoridad competente fue que no contaba con los preceptivos permisos para su proyección en España, aunque todo el mundo sabía que la prohibición encerraba algo más. De hecho, Fernando Quiñones y su primer equipo de Alcances tenían en reserva una película para proyectarla en lugar de la cinta cubana, aunque de nada sirvió: la semana cultural fue prohibida dando paso a una agria, e inusual para la época, polémica de réplicas y contrarréplicas en las páginas de Diario de Cádiz.

Alcances salda hoy una deuda con su pasado, al recuperar el documental, ahora que la Muestra se dedica íntegramente a este género, que no pudieron ver los gaditanos en el verano de 1968, en lo que para los organizadores será "un homenaje a esos primeros tiempos heroicos del evento. Con esta proyección se cierra un ciclo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios