Alcances

El único camino

España, 2009. Javier Bauluz.

De entre los muchos muros de la vergüenza, el más largo conforma un arco de pobreza que abarca desde Senegal hasta Somalia. Este trabajo documental de denuncia, está conformado por varias historias ubicadas en distintos puntos situados detrás de este muro. Todas con el denominador común, de que, ante la nada más absoluta, sólo queda el camino del mar, aunque lleve a la muerte. No es posible elegir cuál sería la más estremecedora, pues todas dejan el corazón en un puño. Pero sobre todo, la vergüenza de enfrentarnos a nuestra propia hipocresía, acusando con el dedo al país que pagamos como mercenario para que vigile nuestras fronteras, y lavándonos las manos como Pilatos ante su desprecio por los derechos humanos. En el plano estructural, las historias saltan de un punto físico a otro y parece haber la intención de buscar un lenguaje para cada uno según el tema, resultando unos trabajos más testimoniales y otros más poéticos. En ocasiones encontramos organizaciones similares entre unas y otras, además de puntos en común, como el contraste entre el colorido y la foto fija en blanco y negro. Con todo, conforma una importante apología de los más débiles entre los débiles, que nos hace recordar, con un sentido aún más dramático, lo que nuestra soberbia nos hace olvidar: que nuestras vidas son también los ríos que van a dar a la mar, y, por tanto, nada humano nos debe ser ajeno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios