La UE marca el punto de inflexión en la lucha contra los pozos ilegales en Doñana

La denuncia contra España, con el aval del informe del Parlamento, fuerza a las autoridades a actuar. WWF estima que en la zona hay un millar de extracciones ilegales y más de la mitad ya tiene denuncias. Sólo en un kilómetro cuadrado de terreno forestal se han llegado a detectar hasta 60 perforaciones.

Los pozos ilegales esquilman el acuífero de Doñana

La organización WWF España estima que en el entorno del Parque Nacional de Doñana hay más de un millar de pozos ilegales, vinculados al cultivo de fresas y frutos rojos. Más de la mitad tiene denuncias del Seprona y, en las próximas semanas, se clausurarán 77 de ellos. Pero no serán los únicos, porque la UE ha denunciado a España por no actuar para preservar el acuífero y el país se enfrenta a sanciones. Muchos de estos pozos están semiocultos en la maleza, cuentan con conducciones de varios kilómetros hasta las fincas y necesitan de instalaciones eléctricas en mitad de zonas boscosas, pese al elevado riesgo de incendios. La mayoría se concentra en los términos municipales de Lucena del Puerto y Moguer (Huelva).