Llegada del 'Aquarius'

Por Valencia, refugiado; por Tarifa, devuelto

  • Los 7.500 llegados en 2018, 15 veces los del 'Aquarius', son devueltos a sus países de origen o puestos en libertad con una orden de expulsión

  • Sólo el 2% pide la condición de refugiados, que se otorga a quienes llegan de países en conflicto, la mayor parte sirios

Parte de los 66 migrantes que llegaron a Tarifa el 12 de junio. Parte de los 66 migrantes que llegaron a Tarifa el 12 de junio.

Parte de los 66 migrantes que llegaron a Tarifa el 12 de junio. / Carrasco Ragel

Comentarios 2

Salvamento Marítimo ha rescatado en la mañana de este 13 de junio a 80 personas migrantes que trataban de cruzar en pateras el Estrecho. Todas han llegado al puerto de Tarifa. Sin embargo, el tratamiento que recibirán en España será muy distinto del que se ha otorgado a aquellos que vienen en el buque Aquarius , a pesar de que de muchos son de la misma nacionalidad. Los llegados por Tarifa, o por cualquier otro puerto andaluz, serán devueltos si son marroquíes o si España tiene convenios con sus países. Si no es así, si son de otros países subsaharianos, se les pondrá en libertad con una orden de expulsión, ya que la entrada en el país se considera ilegal. Los de Aquarius recibirán, según las primeras informaciones del Gobierno, un trato de refugiados, lo que asegura su permanencia en España.

El ministro de Exteriores, José Borrell, ha explicado que los migrantes que lleguen en el buque a Valencia tendrán una solución "excepcional".

El Gobierno de Pedro Sánchez ha abierto dos puertas distintas a los migrantes. Si llegan por Italia después de haber sido rechazados por su xenófobo ministro del Interior podrán ser considerados refugiados por causas humanitarias, pero si llegan a Tarifa o a Mijas después de cruzar el Estrecho, poniendo del mismo modo en riesgo sus vidas, están sujetos a la normativa ordinaria. En el 'Aquarius', por ejemplo, vienen marroquíes que optaron por la ruta larga de Libia, sabedores que cruzar por el norte de su país es más complicado y que se enfrentan a una devolución inmediata. También los hay de Senegal, Gambia, Liberia y Sierra Leona, personas que han decidido cruzar por Libia porque el control es menor, aunque la ruta es igual o más peligrosa.

36 veces el contingente del 'Aquarius'

En lo que vamos de este año 2018, a las costas andaluzas han llegado 7.500 migrantes; en 2017, fueron 18.000, es decir, 36 veces el contingente del 'Aquarius'. De todos éstos, sólo un 2% solicita la condición de refugiado, que suelen ser personas que provienen de países en conflicto. La mayor parte de ellos, en la actualidad, son sirios, aunque también son nacionales de países en guerra del Cuerno de África.

El Gobierno andaluz ha llamado la atención sobre el esfuerzo que en Andalucía ya están haciendo la Junta y la administración central. A partir de este fin de semana, y con la mejora del tiempo en la mar, pueden comenzar a llegar migrantes a razón de 500 personas por fin de semana. Algunos días de verano se pueden llegar a contabilizar más de 1.000.

El Gobierno de Susana Díaz no ha criticado, de modo directo, la decisión de Pedro Sánchez, pero es evidente por la declaración de su portavoz, Juan Carlos Blanco, que se está llamando la atención a la bisoñez del Ejecutivo central. “Aquí hay 'Aquarius' todos los días”, explica uno de los consejeros de Díaz. Las organizaciones que trabajan con las dos administraciones en Andalucía indican que el operativo está a punto de colapasar, como viene ocurriendo todos lo veranos. A Valencia se trasladará este fin de semana la vicepresidenta Carmen Calvo, en comunicación con otros cinco ministros.

Las tres organizaciones que rescatan a personas en el Estrecho son Salvamento Marítimo, que es una sociedad pública dependiente de Fomento; la Guardia Civil, y la Cruz Roja. Si se tratasen de refugiados, hay cuatro organizaciones que se hacen cargo de ellos en Andalucía, aunque el Gobierno central también cuenta con un centro en la ciudad de Sevilla.

Procedimiento de devolución o expulsión

El procedimiento de España ante la llegada de un migrante es el siguiente. Es el que se aplicará, por ejemplo, a las personas que están llegando ahora a Tarifa.

Pasan sus primeras 72 horas en un centro de acogida temporal. Básicamente, se les da tratamiento sanitario de urgencia si lo necesitasen, alimentación y ropa, a la vez que se trata de averiguar su nacionalidad e identidad. Si son menores y llegan solos, pasan directamente a la tutela.

Una vez que se sabe la nacionalidad, se suelen destinar a los centros de internamiento de emigrantes o a algunas ONGs. Es entonces cuando comienza un trámite que puede acabar en la devolución inmediata, es el caso de los marroquíes, o en una orden de expulsión sin son subsaharianos con los que no hay acuerdo con sus países. Con algunos países africanos hay acuerdos parecidos al de Marruecos.

Muchas personas quedan en libertad después de pasar por los centros de inmigrantes con una orden de expulsión que, por lo general, no es atendida. Forma parte de una hoja de ruta que conocen bien; una vez en la calle, siguen sus vías para llegar, por lo general, a países del centro y el norte de Europa, donde les esperan las redes familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios