Andalucía

El Ayuntamiento de Rota garantiza sólo cinco horas de agua para Costa Ballena

  • También se cortará el suministro en la localidad para acumular reservas

Comentarios 11

Costa Ballena pasará todo el mes de agosto con cortes de agua, pero a partir de ahora serán de forma planificada, avisada y controlada. El Ayuntamiento de Rota implantará un programa de horarios en el servicio tanto para la localidad como la urbanización para sostener el abastecimiento durante estas semanas de máxima ocupación. El suministro se interrumpirá todas las noches entre las 22:00 y las 7:00 en ambas zonas para poder acumular reservas en los depósitos municipales. Sin embargo, la dura experiencia de este fin de semana impide al Consistorio garantizar el servicio de agua en la urbanización más allá de cinco horas: entre las 7.00 y las 12.00. En este periodo, se prevé que el suministro sea normal, mientras que el resto del día dependerá del nivel de consumo que se realice en este tramo matinal, de forma que si se agota el caudal disponible en el aljibe local, el resort sólo dispondrá del flujo procedente de Rota -como ha ocurrido gran parte del domingo y ayer lunes-, que llega con baja presión y va directamente a la red sin posibilidad de almacenamiento, según explicó el teniente de alcalde delegado de Costa Ballena, Jesús Corrales.

Esta programación se mantendrá hasta septiembre y se adaptará en función de la evolución de la demanda, que, según las estimaciones de Aguas de Rota Empresa Municipal (Aremsa), ha desbordado todos los registros de las temporadas estivales precedentes y ha "pillado por sorpresa" al Ayuntamiento, según reconoció Corrales.

El consumo durante este fin de semana en la urbanización ha sido de 6.000 metros cúbicos diarios, un 50% más que la media contabilizada hasta ahora (entre 4.000 y 4.100) en las jornadas de gran ocupación estival. Según la estimación del Consistorio, este volumen de demanda implica una población de cerca de 30.000 personas, 8.000 más de las planificadas en este residencial de 5.500 viviendas (contabilizando cuatro por hogar), y también implica un gasto diario por habitante por encima de los 230 litros, cuando la media normal es entre 150 y 170 litros.

Los vecinos discrepan de este análisis y aseguran que la ocupación estival ha rondado esta cifra de 30.000 personas "desde hace al menos tres años", sobre todo porque la edificabilidad del complejo está agotada desde hace un lustro. Perciben además una bajada de los alquileres, por lo que rechazan el argumento de la superpoblación durante el pasado fin de semana. En cambio, apuntan al "desorbitado aumento de nuevas construcciones" en otras zona de Rota y temen que el abastecimiento se haya derivado a estas áreas de expansión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios