Andalucía

Cifuentes amenaza la remontada

  • La presidenta madrileña sigue en los carteles de la convención del PP en Sevilla, inicio del nuevo ciclo electoral y que arranca mañana

Preparativos para la convención nacional del PP que se celebra este fin de semana en Sevilla. Preparativos para la convención nacional del PP que se celebra este fin de semana en Sevilla.

Preparativos para la convención nacional del PP que se celebra este fin de semana en Sevilla. / raúl caro / efe

Comentarios 8

El PP comienza este fin de semana en Sevilla lo que debe ser el inicio de la remontada electoral sobre Ciudadanos; se trata de un adelantamiento sólo virtual, porque Albert Rivera y su partido naranja sólo han ganado, de momento, en algunas encuestas. Y en Cataluña, claro. La victoria de Inés Arrimadas y el consecuente desastre del PP catalán en diciembre terminó por encender todas las luces rojas que en la sede de Génova no habían estallado. Al desgaste causado por los casos de corrupción en Madrid y en Valencia, el PP debía anotar el riesgo del agente naranja, un nuevo partido que se le estaba colando por la derecha con un discurso españolista más claro que el suyo. Mariano Rajoy le puso día y lugar al inicio de la recomposición: Sevilla, este fin de semana, donde el PP inaugura su convención nacional. Sin embargo, la sombra madrileña persigue al presidente del Gobierno. Cuando el capítulo anterior estaba resuelto con la marcha de quien fuese su competidora interna, Esperanza Aguirre, madrina política de Ignacio González, ahora es la sucesora de ambos en el cargo, Cristina Cifuentes, quien amenaza con distorsionar el sentido de la convención. La presidenta madrileña dio ayer explicaciones sobre el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos, aunque la falta de documentación y las presuntas irregularidades siguen sin arrojar suficiente luz sobre su veracidad.

Cifuentes, de momento, no se ha caído del cartel de Sevilla. La presidenta madrileña intervendrá el sábado en una mesa redonda, pero su presencia ensombrecerá el programa que el PP ha preparado para Mariano Rajoy. Porque ése es el objetivo de la convención. Aunque en el partido algunos anden buscando un relevo al presidente, Rajoy es más que nunca el único líder capaz de mantener unida a la organización hasta la celebración de las elecciones generales, cuya convocatoria sólo le corresponde a él. Con las encuestas en la mano, el próximo Gobierno de España deberá de ser una alianza entre, al menos, dos partidos, y el nombre del presidente dependerá de quién obtenga más apoyo electoral, de ahí la carrera que se ha abierto para mantener o conseguir al votante tradicional de la derecha.

La elección de Sevilla, y de Andalucía, no es casual, porque si no hay adelantos, la primera comunidad que acudirá a las urnas será la del sur. O el próximo otoño o en los primeros meses de 2019, la presidenta Susana Díaz tendrá que convocar las autonómicas. Después, en junio, se celebrarán las europeas y municipales. Si Rajoy logra sacar el proyecto de Presupuestos de 2018, podrá llegar hasta el final de la legislatura, en 2020. Pero si esto no es así, deberá convocar o acometer el camino inédito de prorrogar unas cuentas por segunda vez.

El líder del PP llegará mañana a Sevilla. El sábado intervendrá en tres ocasiones en sendos "diálogos populares" de los muchos organizados para ese día, y el domingo pronunciará el discurso de cierre junto al candidato del PP andaluz, Juanma Moreno. A lo largo del fin de semana, tomarán la palabra todos los ministros y los presidentes autonómicos populares. Junto a estos últimos, tiene previsto participar Cristina Cifuentes. Si antes, claro, no se cae del cartel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios