Andalucía

Díaz cree que Andalucía será garantía de igualdad en el nuevo modelo territorial

  • La presidenta de la Junta ensalza su modelo educativo, con la bonificación de matrículas como medida estrella, en la inauguración del congreso regional de las Juventudes Socialistas

Susana Díaz saluda a uno de los participantes en el congreso regional de Juventudes Socialistas ayer en Málaga. Susana Díaz saluda a uno de los participantes en el congreso regional de Juventudes Socialistas ayer en Málaga.

Susana Díaz saluda a uno de los participantes en el congreso regional de Juventudes Socialistas ayer en Málaga. / daniel pérez / efe

La vocación nacional de Susana Díaz es innegable desde mucho antes de su pugna abierta con Pedro Sánchez por el liderazgo socialista. La presidenta de la Junta perdió la batalla por Ferraz la pasada primavera y se refugió tras los muros de San Telmo. También remodeló el Gobierno andaluz y cogió la bandera blanquiverde para dejar claro que, aunque esté en Andalucía su voz seguirá oyéndose al norte de Despeñaperros. Ayer, en la apertura del congreso regional de Juventudes Socialistas, retomó el altavoz estatal para recordar que el PSOE quiere "una reforma que garantice que todos podamos cohabitar y sentirnos identificados con España". Pero incluyó un matiz al advertir que en el sur "estaremos vigilantes para que se mantenga la igualdad entre todos los ciudadanos, que es el legado del 4 de diciembre y del 28 de febrero".

El cónclave que en julio reeligió a Díaz como jefa del PSOE andaluz para los próximos cuatro años fue un alarde de andalucismo. La federación andaluza cumple el mes que viene cuarenta años, como las manifestaciones por la autonomía del 4-D y el PSOE quiere capitalizar esa herencia. El grupo de trabajo creado en el Parlamento para consensuar una única postura andaluza de cara a la reforma de la financiación es otra de las muestras de ese intento de Díaz por hacer fuerza desde el sur. "Es justo y no lo hacemos sólo pensando en Andalucía, sino pensando en toda España", apostilló ayer Díaz.

Estaremos vigilantes para que se mantenga la igualdad, que es el legado del 4-D y el 28-F"

"Aquel 4 de diciembre y aquel 28 de febrero fueron profundamente socialistas, queríamos no ser menos que nadie ni que nadie fuera más que nosotros; pero, obteniendo nuestra igualdad, dimos igualdad al conjunto de los ciudadanos del país", abundó la presidenta de la Junta, que aspira a que se repita la influencia andaluza en el modelo territorial del estado para que la región tenga voz en la previsible reforma. "Es fundamental y habrá que hacerla y somos un partido reformista que la tiene que liderar", pero mientras, "hay otras cosas que hacer y otras soluciones que poner sobre la mesa, y lo haremos aunque sea solos".

Con esta frase, Díaz comenzó ayer una glosa de las propuestas de su Gobierno y los que la han precedido en la Presidencia de la Junta. Se refirió, por ejemplo al ámbito de la educación y se preguntó si "es normal que en Andalucía no nos haya apoyado ni la derecha de siempre ni la izquierda de pose de salón en la defensa de la universidad pública y gratuita para el que se esfuerza". Hablaba de la bonificación de las matrículas universitarias al 99% para los alumnos que aprueben la asignaturas en primera convocatoria.

"Y no nos han apoyado ninguno, ni van a apoyar los presupuestos de la Junta de Andalucía", añadió la mandataria andaluza, que aseguró que el PP no respalda el proyecto de cuentas "porque quiere aniquilar el Estado de bienestar, porque no cree en él"; mientras que "los otros -en referencia a Podemos-, niños bien metidos a revolucionarios de salón, van de la mano, porque creen que asfixiando al Gobierno andaluz les va a ir mejor en Andalucía". "Lo que hemos hecho aquí" con las bonificaciones de la universidad "sí que ha sido revolucionario, un cambio brutal que ha venido para quedarse, y es convertir la universidad pública en gratuita", punto en el que recordó que fueron las Juventudes Socialistas "quienes elevaron esa bandera" al Gobierno andaluz "y en la primera oportunidad que hemos tenido lo hemos hecho una realidad".

En opinión de Díaz hay "un modelo que pone soluciones sobre la mesa, una izquierda transformadora" y después "hay otros que se juntan para impedir que la izquierda transforme la vida de las personas". En este punto, también se refirió a las 35 horas y aseguró que "somos capaces de devolverlas, dar la gratuidad a la universidad y al mismo tiempo liderar que de cero a tres años la educación infantil sea un servicio público, porque eso es igualdad".

"Esos somos nosotros y nuestro proyecto político, que no entiende de fronteras", defendió la presidenta de la Junta, quien mantuvo que los socialistas saben por qué salieron sus padres "aquel 4 de diciembre y el 28 de febrero y nos enseñaron a respetar a nuestra tierra y levantar la bandera de Andalucía y de la igualdad de oportunidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios