Relevo en Moncloa

El Gobierno de Sánchez obliga a Susana Díaz a enterrar la confrontación

  • La presidenta soluciona la marcha de María Jesús Montero y la paridad con una pequeña renovación a favor de Ramírez de Arellano y la entrada de Lina Gálvez

Comentarios 7

La culpa de las infraestructuras, Madrid; de la escasez presupuestaria, Madrid; de la mala financiación, Madrid, y de la imposibilidad de salir a los mercados de deuda, Madrid. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, tendrá que enterrar en horas lo que ha sido uno de los leit motiv de su mandato, la confrontación de sus políticas con el Gobierno popular de Mariano Rajoy. El portavoz del PP, Juanma Moreno, se lo ha recordado este jueves en la primera sesión parlamentaria celebrada tras el nombramiento del nuevo Gobierno del socialista Pedro Sánchez.

La maldad o la bondad del Gobierno central ha sido, hasta ahora, el objeto de casi todas las sesiones de control en el Parlamento andaluz. Mientras Susana Díaz echaba buena culpa de los males andaluces al Gobierno de Rajoy, Juanma Moreno trataba de defender la gestión de sus ministros, a la vez que intentaba encasillar todas las acciones de la presidenta en su tradicional pugna con Pedro Sánchez por el liderazgo del partido. La moción de censura lo ha cambiado todo. Moreno ha insistido este jueves en que la Junta debe solicitar a Hacienda los 4.000 millones de euros en los que la ministra, y anterior consejera, María Jesús Montero.

 

Ante las críticas y advertencia de Moreno, Díaz le ha advertido: “Tenga más cuidado con lo que viene de Madrid que con lo que se va”. Aunque Montero haya ido al Gobierno y también hayan entrado contrincantes de Susana Díaz, como Luis Planas y Carmen Calvo, el PP andaluz tiene que encajar ahora a Juan Ignacio Zoido y José Antonio Nieto, rivales de Moreno.

El nuevo Consejo de Gobierno. El nuevo Consejo de Gobierno.

El nuevo Consejo de Gobierno. / EFE

Cambios en el Gobierno andaluz

Susana Díaz ha resuelto la marcha de María Jesús Montero con un pequeño cambio en su Gobierno. El titular de Ecomomía, Antonio Ramírez de Arellano, se hace con casi todas las competencias de Hacienda. Si sólo se hubiese quedado en ello, la paridad se habría roto, con ocho consejeros por sólo cuatro mujeres. Gracias a la incorporación de la catedrática Lina Gálvez en Innovación y Universidades el balance se equilibra, aunque no llega a los niveles del Gobierno central.

El Consejo de Gobierno ha celebrado una sesión extraordinaria para encajar a la nueva consejera y las funciones renovadas de Arellano.

La nueva Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública asume las competencias que hasta ahora ejercía el departamento liderado por Montero y mantiene las correspondientes la Dirección General de Planificación Económica y Estadística, la Dirección General de Fondos Europeos y la Secretaría General de Economía, salvo las de internacionalización de la economía, fomento del trabajo autónomo y del autoempleo y sobre emprendedores y economía social.

Además quedan adscritas al nuevo departamento dirigido por Antonio Ramírez de Arellano la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía y el Instituto de Estadística y Cartografía, mientras que la sociedad Parque Científico y Tecnológico de Cartuja 93 pasa a estar adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

Por su parte, la nueva Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad mantiene las competencias hasta ahora asignadas a Economía relativas a universidades, investigación y tecnología, junto a las de internacionalización de la economía, fomento del trabajo autónomo y del autoempleo y sobre emprendedores y economía social, lo que incluye organismos autónomos como la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) y Andalucía Emprende.

Arellano, nuevo hombre fuerte del área económica del Gobierno andaluz, es catedrático de Física de la Materia Condensada y fue rector de la Universidad de Sevilla entre 2012 y 2015. A partir de ahora asume la responsabilidad de diseñar y negociar los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el próximo ejercicio, cuya orden de elaboración fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) hace apenas una semana. Además Arellano pasa a ejercer la vicepresidencia de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

Por su parte, la nueva consejera de Universidad y Conocimiento, la catedrática de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) Lina Gálvez, suma a su amplia labor académica como catedrática en universidades españolas e internacionales una reconocida trayectoria feminista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios