Andalucía

El Gobierno andaluz deja la ortodoxia para el Presupuesto de 2021

  • La Junta asumirá el 2,2% de déficit que recomienda el Ministerio de Hacienda, no bajará más los impuestos y se endeudará para cubrir parte del desequilibrio 

El consejero de Hacienda, Juan Bravo. El consejero de Hacienda, Juan Bravo.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo. / María José López/EP

Después de dos años de contención del gasto, en el que la Junta logró alcanzar el déficit cero en sus cuentas, el nuevo Presupuesto andaluz de 2021 incurrirá en déficit y aumentará la deuda, a consecuencia de los gastos del Covid y de la caída de ingresos por la crisis económica asociada. Andalucía hará uso en 2021 de todo el déficit que recomienda el Ministerio de Hacienda, un 2,2%, lo que supondría un desequilibrio entre ingresos y gastos de 3.300 millones de euros, según los cálculos autonómicos.

La mitad de ese dinero que falta se obtendrá mediante endeudamiento de la Junta y el resto, por transferencias del propio Gobierno central. El Ejecutivo de Pedro Sánchez enviará a la largo de 2021 un total de 13.486 millones de euros a las comunidades autónomas en lo que algunos han llamado fondo Covid 2. Los criterios de reparto aún no están definidos, y es posible que esta partida deba ser aprobada en el Congreso de los Diputados. El anterior fondo no fue proporcional a la población de los territorios, sino a una nueva fórmula en la que pesaba el número de alumnos en colegios públicos y el impacto de la pandemia.

Esto último motivó no pocas críticas por parte del Gobierno andaluz, que defiende que el reparto se haga en función del peso de la población. Madrid y Cataluña han sido las comunidades más beneficiadas por ese nuevo criterio marcado por la pandemia, que no tiene porqué ser el mismo en 2021. Lo importante es que la mitad del déficit no lleva a aparejado el endeudamiento, porque los fondos, no reembolsables, llegarán desde el Ejecutivo central.

El Gobierno de PP y Ciudadanos deja la ortodoxia con la que se estrenó al llegar la Junta y la bajada masiva de impuestos que el presidente Juanma Moreno prometió durante su campaña electoral. La pandemia lo ha cambiado todo, y el nuevo Ejecutivo apoya ahora la máxima socialdemócrata de que en los tiempos bajos del ciclo hay que gastar y endeudarse para superar la situación. El gasto total de la Junta rondará los 40.000 millones de euros, que son los mismos que en 2020 más esos 3.300 millones que aporta el déficit. 

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, se esforzó en la rueda de prensa de este martes en subrayar que su compromiso está con la contención del gasto y con el déficit cero, al que sólo se volverá cuando finalice la crisis. De momento, no está claro que sea en 2022.

"La regla de referencia del Gobierno es para nosotros un compromiso", ha dicho Juan Bravo, este martes, que cerró su último Presupuesto, el de 2019, con un pequeño superávit. "Va a fuego", ha indicado. "El miedo es a no cumplir, peor la prioridad es volver al défict cero", insistió. Las nuevas cuentas andaluzas de 2021 tendrán ese 2,2% en números rojos, debido tanto a la disminución de lo ingresado por impuestos como al aumento de gasto sanitario y educativo.

Juan Bravo ha negado que dentro del Gobierno haya diferencias sobre cómo utilizar ese margen. "Andalucía ha pasado de 2018 a 2019 de incumplir todas las reglas a cumplir las tres reglas. ¿Alguno piensa que eso es mérito mío? No, es de todas las consejerías; por tanto, no hay debate interno, todos estamos comprometido con cumplir las reglas", ha indicado.

Las cuentas de 2021 no serán expansivas respecto a 2020 ni habrá reducción de impuestos; sin embargo, el consejero de Hacienda cree que será posible contar con más gasto gracias a los fondos europeos. Esto aún está en duda. Del total de las transferencias de Bruselas a España, que serán 70.000 millones de euros, el Gobierno dejará a las comunidades 10.000 millones de euros, buena parte de los fondos React-UE.

Las prioridades del Presupuesto será la sanidad, la educación y los servicios sociales. Según Bravo, este 2020 gastará 1.200 millones de euros más en sanidad a consecuencia del Covid y otros 650 millones de euros en educación, para adecuar las aulas al regreso de los alumnos. Es de suponer que estas cantidades se volverán a repetir. Lo que Bravo ha puesto en duda es que pueda presentar el proyecto de ley de Presupuesto a finales de octubre, como marca la legislación. La causa es que acaba de recibir las indicaciones del Ministerio de Hacienda en una reunión que se celebró el pasado lunes.

No obstante, Bravo tampoco dio ese plazo por perdido. En cualquier caso, no supone una gran alteración, el Presupuesto de 2021 puede estar aprobado a finales de este año, incluso si en su trámite se necesitan dos o tres semanas más.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios